Marco Barraza dijo que la administración anterior buscó la unidad del pueblo mapuche mientras el actual Ejecutivo no tiene nada más allá de la militarización.

Radio Nuevo Mundo. 04/12/018. El dirigente del Partido Comunista (PC) y exministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza, destacó la tendencia a la unidad del pueblo mapuche, tal como quedó demostrado en el gran Trawun realizado este sábado en el Lof de Temucuicui, donde participaron más de 300 representantes de las comunidades indígenas de la zona de Wallmapu.

Marcos Barraza valoró que de esa reunión surgiera la necesidad de impulsar un diálogo con el Estado en torno a sus reivindicaciones territoriales y políticas.

“Esta reunión da cuenta de que el pueblo mapuche tiene una gran tendencia a la unidad en este periodo, donde ademas, surgió con fuerza la restitución del diálogo donde tiene que haber una discusión sobre derechos territoriales, sobre libre determinación, restitución de tierras y que ponga al centro el uso de las forestales de las tierras mapuches”, dijo.

Consultado por el eventual fracaso del Plan del Gobierno “Impulso Araucanía”, Marcos Barraza aseguró que es una política pública inexistente, mientras el Gobierno no reformule el diálogo, en función de igualdad de condiciones entre el pueblo mapuche y el Estado.

En ese contexto, el dirigente comunista valoró que se esté gestando un proceso de unidad en el pueblo mapuche que ponga al centro el pleno reconocimiento de sus derechos políticos, sociales, económicos y territoriales.

“Lo que se está gestando es un proceso de unidad en el pueblo mapuche que pone al centro el reconocimiento de sus derechos, que busca un diálogo de iguales entre el Estado y el pueblo mapuche, pero que no puede ser un diálogo que solo incorpore a la zona de La Araucanía. En ese marco, el Plan Araucanía es una política pública inexistente, porque lo que se requiere es reformular el diálogo”, manifestó Barraza.

El ex ministro de Estado aclaró que el Gobierno se quedó sin política pública para la novena región, fruto de la militarización y violencia promovida desde el ministerio del Interior.

Marcos Barraza advirtió que es un hecho constitutivo de delito que el ex sargento Carlos Alarcón haya sido obligado a mentir por miembros de la institución, de ser ciertas sus confesiones a través de un video grabado en la segunda comisaria de Temuco.

En ese sentido, Marcos Barraza acusó a Carabineros de hacer prevalecer su condición corporativa de protección a los cuatro ex funcionarios formalizados por el crimen de Camilo Catrillanca, en lugar de respetar el debido proceso y la fe pública.

El ex secretario de Estado concluyó que si se comprueban las denuncias de Carlos Alarcón significa que las autoridades de Carabineros estarían involucradas en un ejercicio de encubrimiento, orientado a limitar el ámbito de responsabilidad penal y política.

A juicio de Marcos Barraza, una vez más se pone de manifiesto que el código de justicia militar por el que se rige Carabineros, claramente establece garantías que obstruyen o impiden investigar hechos donde se presume la participación de sus funcionarios.