Elegido un Gobernador Gay y una representante indígena. Claros contrapuntos en el posicionamiento ultraconservador de Donald Trump y los republicanos.

Agencias07/11/018.  Expresión de las realidades que se van construyendo y canalizando en Estados Unidos, a pesar de cierta tendencia ultraconservadora representada en el mandatario Donal Trump, es la llegada al legislativo estadounidenses de representantes de la diversidad sexual, de las mujeres, de los migrantes, de la juventud, de la izquierda.

En Nueva York, Alexandra Ocasio Cortez, entró a la Cámara de Representantes con tres sellos significativos: será la legisladora más joven en esa instancia, es mujer y es una socialista democrática, como ella se define.

Jared Polis, del estado de Colorado, será el primer Gobernador abiertamente gay en ocupar tan alto cargo en Estados Unidos. Con un discurso exteriorizado a favor de los derechos de la comunidad gay y de la diversidad sexual, junto a un programa de avances en Colorado, Polis triunfó y con ello demostró que algunas cosas van cambiando en territorio estadounidense.

Dos mujeres más, ambas musulmanas, entraron a la Cámara de Representantes. Una es de origen palestino y la otra somalí. Este es un hecho político trascendente dada las políticas de los gobiernos estadounidenses y de los republicanos respecto a los musulmanes y palestinos, y los conflictos en el mundo árabe y africano. La ex refugiada somalí Ilan Omar, celebró con sus adherentes en Minneapolis, Minnesota, su triunfo para llegar a la Cámara de Representantes por el Partido Demócrata. La palestina-estadunidense, Rashida Tlaib, también obtuvo una victoria en Michigan, representando a los demócratas.

Otra mujer que marca un hito es Sharice Davis, quien es la primera mujer indígena en obtener un pasaje al Congreso de Estados Unidos. La demócrata se impuso en el históricamente conservador estado de Kansas y fue la única del grupo de mujeres con raíces indígenas en lograrlo.