El recién electo Presidente dijo que liberará a Brasil del socialismo. Reducirá ministerios. Anunció privatizaciones. Gobernará con los militares y la biblia.

Agencias. 29/10/018. Tras la jornada eleccionaria de este domingo en Brasil todos los ojos del mundo se volcaron a conocer quién es el nuevo Presidente de la extrema derecha y como guiará las riendas de la potencia sudamericana. Jair Bolsonaro en sus primeras palabras como mandatario electo entregó algunos indicios de lo que será su futuro Gobierno y anunció que el país que visitará luego de ser investido será Chile y después Estados Unidos.

A través de un video Bolsonaro saludó a sus votantes y aseguró que sus primeras medidas estarán enmarcadas en liberar al país “del peligro comunista o socialista”, también dijo que “defenderá a la familia y sus tradiciones”, y que tendrá como base para tomar sus decisiones “la Biblia y la Constitución”. Además, el militar de reserva obtuvo la bendición del autonombrado obispo evangélico, Magno Malta.

En las calles sus adherentes celebraron con carteles con las consignas “Menos Venezuela y más Argentina”, también hubo corazones de cartón que decían “Dios”, otros sacaron pancartas con formas de fusil y otras armas, asimismo, en redes sociales circuló un video donde los simpatizantes de Bolsonaro aplaudían el paso de varios camiones llenos de militares que venían de cumplir sus labores en los centros electorales.

Jair Bolsonaro, también, anunció que será prioridad para su Gobierno reducir ministerios, lo cual prometió en su campaña. Minas y Energía, Transporte, Medio Ambiente, e Industria y Comercio se mantendrían como carteras independientes, con ello su plan inicial de reducir de 29 a 15 los ministerios, quedaría en a lo menos 19. En la misma línea, el ultraconservador afirmó que comenzará un proceso de privatización para lo cual ya está preparando el listado de empresas que pasarán de ser estatales para llegar a manos de privados, además, pretende vender algunos aeropuertos del país y cambiar el modelo económico socialdemócrata, incluso, pretende copiar el sistema de pensiones chileno, cimentado en la capitalización individual, para transfórmalo en la base de la transición hacia el modelo neoliberal.

Bolsonaro, igualmente, recibió la bienvenida al club de los Presidentes nacionalistas y ultraconservadores a manos del ex encargado de Comunicación del mandatario estadounidense, Donald Trump, Steve Bannon. El mismo Trump lo llamó para felicitarlo y para ofrecer su ayuda económica y militar, junto con ello el carioca se alineó para aumentar las presiones a Venezuela.

Gabinete militar

Bolsonaro es graduado de la Escuela de Educación Física del Ejército, donde obtuvo los grados de capitán, tiene como vicepresidente al general retirado Hamilton Mourao, quien mantiene un discurso similar al del mandatario electo, en el que predominan las expresiones racistas, xenófobas y machistas. Pero ellos no serán los únicos uniformados que estarán en el Palácio do Planalto, se prevé que habrá militares encabezando de tres a cinco ministerios, junto con decenas de otros uniformados y policías militares de rangos inferiores también se preparan para tomar posesión de cargos en la Administración.

Augusto Heleno, que comandó a los cascos azules de la Organización de Naciones Unidas en Haití en 2004 sería el ministro de Defensa. Oswaldo Ferreira, ex jefe del departamento de ingeniería y construcción del Ejército, sería mencionado el posible ministro de Transportes. Paulo Guedes, el economista de 69 años formado en el liberalismo de la Universidad de Chicago, tendría bajo su mando las carteras de Hacienda y Planificación y la secretaría de inversiones públicas. Onyx Lorenzoni, miembro del partido de derecha Demócratas, sería el jefe de gabinete. Gustavo Bebianno, presidente del partido de Bolsonaro –Partido Social Liberal- famoso por su anticomunismo, homofobia y misoginia, sería el futuro ministro de Justicia. Por último, dentro de los adelantos está Marcos Pontes, un astronauta y piloto de combate, quien podría asumir la cartera de Ciencia y Tecnología.