“Esperamos que se refleje también el 8 de noviembre, para ver si podemos como movimiento social tomar el protagonismo por lo que sucede en este país”, dijo.

Radio Nuevo Mundo. 25/10/018. La presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa, hizo un positivo balance de la movilización nacional, convocada este miércoles por la Coordinadora No Más AFP, instancia que calificó como la expresión concreta de unidad en el mundo sindical, que además debiera marcar los futuros procesos sociales.

“Nuestra evaluación es positiva, porque por un lado hubo una respuesta nacional a la convocatoria y por este signo de unidad que debiera marcar los futuros procesos de movilización, una amplia unidad social y política, que en primer lugar parte por la unidad de los actores del mundo sindical y eso hoy tienen una muestra concreta en el trabajo conjunto entre la CUT y la Coordinadora No+AFP, donde hay un apoyo a la propuesta y un compromiso suscrito de hacer un llamado a los parlamentarios y al Ejecutivo de que ninguna iniciativa de ley que tenga que ver con temas tan sensibles para el mundo del trabajo se pueda iniciar sino transita primero por un diálogo con los actores incumbentes”, apuntó

Bárbara Figueroa dijo esperar que este proceso de construcción unitaria se refleje en el paro nacional convocado por la CUT para el 8 de noviembre, con la finalidad de restituir el protagonismo de la mesa de actores sociales en los debates nacionales.

“De la jornada de ayer se puede destacar este proceso, es esta construcción unitaria que esperamos se refleje también el 8 de noviembre, para ver si podemos restituir la mesa social de la educación, de los asuntos medioambientales, para ver como movimiento social tomar el protagonismo en el marco de lo que sucede en este país”, manifestó la dirigenta.

Por otro lado, la presidenta de la CUT repudió que los grandes medios y consorcios comunicacionales guarden silencio, frente a las bajas proyecciones de crecimiento económico, cierre de empresas y un aumento de la cesantía, cercano a los dos dígitos.

Para Bárbara Figueroa, es necesario que el modelo económico se potencie con mejores políticas sociales, en el marco de una alianza público-privada, que permita hacer frente a la rearticulación del mundo empresarial en el continente.

Finalmente, la presidenta de la CUT advirtió los riesgos de la flexibilización laboral promovida por el Gobierno, caracterizada por mayores ganancias para las grandes empresas a costa de altos niveles de rotación en las jornadas, lo que no se traduce en más puestos de trabajo para los sectores más vulnerables, particularmente mujeres.

 

Foto: Sergio Cárcamo