Este domingo habrá una votación vecinal (La Reina-Providencia-Las Condes) para decidir la construcción de una laguna artificial o recuperar las áreas verdes.

Santiago. 19/10/018. Los vecinos de las comunas de La Reina, Providencia y Las Condes tendrán que decidir, este domingo 21 de octubre, a través de una consulta ciudadana, el futuro del Parque Intercomunal. Están en juego dos proyectos para realzar las áreas verdes y el espacio público que comprende el lugar.

La primera opción es impulsada por el alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, y contempla la construcción de una laguna artificial que podría ser utilizada como piscina. Dicho proyecto sería realizado por la empresa Crystal Lagoons. Esta opción sería financiada con 6 mil 400 millones de pesos que entregaría el municipio y con otros 7 mil 600 millones, que se generarían con la operación de la laguna, por ejemplo, con el cobro de entrada a la piscina que serían unos 6 mil 500 pesos, mismo valor que cobran las piscinas Tupahue y Antilén, del Parque Metropolitano de Santiago.

En tanto, la opción 2, tiene contemplada la recuperación total de las áreas verdes del recinto y los costos serían asumidos por las tres municipalidades propietarias, cuyo gasto sería de 3 mil 200 millones. Esta alternativa es apoyada por varias organizaciones vecinales y distintos profesionales del diseño y la arquitectura, ya que prioriza el desarrollo y conservación de las áreas verdes por sobre la construcción artificial.

“Nos oponemos a la construcción de esta laguna artificial de 1,5 hectáreas, porque el parque debe tener una vocación ambiental y no de parque de diversiones, donde empiezan a urbanizar todo”, explicó Ernesto Dattari, dirigente del Comité Ambiental Comunal de La Reina, organización que es parte de la agrupación ciudadana “Salvemos el Intercomunal”.

Asimismo, Sebastián Grey, expresidente del Colegio de Arquitectos, expuso que “lo que realmente debería consultarse es qué sentido y utilidades se le deben dar al parque. Lamentablemente, eso no está ocurriendo, porque se propone un proyecto preconcebido que incorpora este artificio de la laguna cristalina, que no es más que un nombre de fantasía para lo que en realidad es una piscina. Esto no corresponde para un parque público, que es siempre una invitación a disfrutar de una semblanza y representación de la naturaleza”.

La organización “Salvemos el Intercomunal”, fabricó un tríptico donde señaló que un parque arbolado captura el carbono contaminante, regula la temperatura, retiene las aguas, entrega oxígeno al ambiente, amortigua el impacto de fenómenos naturales, protege el suelo, aporta biodiversidad, es hábitat para la fauna, entre otras. En ese marco, la laguna artificial aumenta la carga de visitantes, la congestión, destruye el patrimonio de áreas verdes y segrega socialmente.

La consulta se hará vía Internet con el sistema E-Voting, en el sitio en  www.mejoremoselparque.cl. Además, se desplegarán mesas en recintos de las tres comunas.