Este domingo 7 de octubre se reunieron familiares, amigos y autoridades locales para homenajear a las víctimas del reconocido caso.

Carlos Contreras Gallegos. 10/10/018. Domingo frío y casi lluvioso en Lonquén, parece que hasta el clima se torna triste este día, pero esta vez el frio nos hizo más fuertes para recordar que hace 45 años detuvieron a 15 campesinos, jóvenes y adultos de entre 17 y 51 años, todos habitantes del sector Isla de Maipo. Los detenidos fueron amarrados y trasladados por los carabineros de la Tenencia de Isla de Maipo, los llevaron hacia unos hornos de cal ubicados en la falda de un cerro y los enterraron.

Tiempo después un campesino anónimo encontró los cuerpos en los hornos. El caso marcó un precedente en la búsqueda de los cuerpos de los detenidos desaparecidos, ya que fue el primero que destapó los horrendos crímenes que cometía la dictadura.

En la actualidad ya no hay hornos, fueron dinamitados para tratar de evitar que el lugar se transformara en un sitio de memoria, pero la incansable lucha de las familias y organizaciones de derechos humanos logró que el lugar se declarara Monumento Nacional.

Este domingo 7 de octubre se reunieron familiares, amigos y autoridades locales para homenajear a las víctimas de Lonquén. También se hicieron presentaciones musicales, cerrando el acto el conjunto Sol y Lluvia, para entregar algo de alegría a los consternados asistente.