Sebastián Piñera, Iván Moreira, José Antonio Kast y Manuel José Ossandón expresaron su satisfacción por triunfo de la ultraderecha en Brasil.

Equipo ES09/10/018. Desde el Presidente Sebastián Piñera, la derecha chilena aplaudió el triunfo parcial del candidato presidencial ultraderechista de Brasil, Jair Bolsonaro, quien se medirá en segunda vuelta con Fernando Haddad del Partido de los Trabajadores. Piñera, Iván Moreira, José Antonio Kast, Manuel José Ossandón y Jacqueline Van Rysselberghe, expresaron su satisfacción por el sorprendente 46,6 por ciento que sacó la ultraderecha en ese país y lo asumieron como un avance de su sector político.

Este apoyo de la derecha chilena asoma justo cuando en todo el mundo dirigentes de distintos sectores políticos han condenado las posturas racistas, homofóbicas, misóginas y fascistas de Bolsonaro y su respaldo a la dictadura de Brasil y de Chile. El aspirante brasilero en varias ocasiones elogió al dictador Augusto Pinochet  rindió homenaje al oficial que torturó a la ex presidenta de Brasil, Dilma Rousseff. Ahora recibió el respaldo y la simpatía de personeros de la derecha chilena, empezando por Sebastián Piñera.

El mandatario chileno, en el marco de su visita a España, sostuvo que “la verdad es que conocemos poco a Bolsonaro”, pero recalcó que “lo que he visto en materia de desarrollo de Brasil, creo que apunta en la dirección correcta”. Apuntó que comparte la propuesta económica del candidato sobre abrir la economía brasileña, reducir el déficit fiscal, reformar las pensiones y aminorar el tamaño del sector público con muchas privatizaciones. “Creo que es lo que un país como Brasil, que es un gigante, necesita”, resaltó Piñera.

Ante ello, ya varios dirigentes de la oposición indicaron que el Presidente no puede separar un planteamiento económico de las posturas pro dictatoriales, racistas y homofóbicas de Bolsonaro.

En la línea de triunfos de la ultraderecha en Europa y otros lugares, el senador de la Unión Demócrata Independiente (UDI), Iván Moreira, afirmó que “el continente está volcando sus esperanzas en nuestro sector, encomendándonos la responsabilidad de superar las dificultades internas y pensar en el desarrollo”.

Asimismo, el excandidato presidencial de la ultraderecha chilena, José Antonio Kast, tras conocer los resultados de la elección brasilera, en su cuenta de Twitter, expresó que “nunca en la historia de Brasil, un candidato había superado los 48 millones de votos en primera vuelta. Es el triunfo de la libertad y la derrota de la izquierda que dejó el país en ruinas. Felicitaciones @jairbolsonaro llegó la hora de que #DespierteBrasil”.

Kast, además, está preparando una gira por el país carioca para acompañar al abanderado conservador. “No tengo dudas de que tu mensaje seguirá llegando a millones de brasileños y que ganarás la elección presidencial, recuperando la libertad, el orden, la probidad y la seguridad para los brasileños”, le escribió el exdiputado chileno a Bolsonaro en una carta muy difundida desde su sector.

El senador de Renovación Nacional (RN), Manuel José Ossandón, a quien algunos ubican en una “derecha liberal” también se sumó a los elogios al presidenciable brasilero y celebró los números alcanzados por el ultraderechista. “El candidato por la seguridad y los valores @jairbolsonaro arrasó y la ex presidenta e icono de la corrupción  @dilmabr no fue electa senadora. Los brasileños se cansaron, despertaron y hoy salieron en masa a decir no más izquierda. #BrasilDecide”, posteó en Twitter Ossandón.

Igualmente, la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, dijo que el triunfo de Bolsonaro es “un fenómeno que hay que mirar con atención” y agregó que “lo que nosotros esperamos es que lo hagan bien, para poder demostrar que son las ideas de nuestro sector, la libertad, del emprendimiento, el trabajo bien hecho, aquellas que sacan adelante a los países”.

Las declaraciones confirmaron la identificación política y de proyecto del oficialismo chileno con las posturas de Jair Bolsonaro en materia de seguridad pública, economía, temas valóricos e ideario ultraconservador.