Juan Andrés Lagos dijo que “quedaron atrás intentos de exclusión”. Organizaciones solicitaron permiso para conmemorar la fecha en las calles.

Radio Nuevo Mundo. El miembro de la Comisión Política del Partido Comunista (PC), Juan Andrés Lagos, convocó al país a abrir paso a una acción unitaria sin exclusiones este 5 de octubre en el Paseo Bulnes para conmemorar el plebiscito que permitió el fin de la dictadura de Augusto Pinochet en 1988.

Con un llamado a construir futuro desde la memoria histórica, el analista relevó el mérito del pueblo chileno en la lucha por el retorno a la democracia.

“Es una iniciativa que se ha logrado abrir paso como una acción unitaria, de convergencia, donde nadie queda excluido. Se trata de recordar, pero para mirar el presente y el futuro, para construir futuro valorizando esta unidad y esta lucha social, popular y política, que logró el pueblo chileno, a partir de lo cual se abrió paso, después de muchos años de lucha, a la posibilidad de generar un plebiscito y así infringirle una derrota política-electoral a la dictadura de Pinochet”, dijo Lagos.

Y agregó que “en eso el mérito es que todas las fuerzas políticas y sociales, sumado al mundo del arte, de la cultura, los jóvenes, los pobladores y las organizaciones sociales que estamos haciendo un gran esfuerzo para que este 5 de octubre cuando se cumplan 30 años de esa épica tan importante del pueblo chileno logremos estar unidos y unidas, ya hay una convocatoria a la cual se han unido muchas personalidades”.

Asimismo, el dirigente dio por superados los intentos de excluir al PC, luego de que la Democracia Cristiana y el Partido Radical plantearan inicialmente la idea de celebrar el triunfo del NO sin la colectividad como convocante. En ese marco, Juan Andrés Lagos valoró que se pudieran dejar de lado las legítimas diferencias, tal como ocurrió durante la lucha por el retorno a la democracia.

“Quedaron atrás los intentos de exclusión así como también cuando se convocó a la épica del 5 de octubre del No en la década de los ochenta, ahí se generó una convergencia entre todas las fuerzas y las legítimas diferencias quedaron en segundo plano para lograr la unidad que terminó con un plebiscito y Pinochet siguió en La Moneda un buen tiempo, después fue comandante en jefe del Ejército y después senador vitalicio, o sea, estamos hablando de un momento de la historia del país muy importante donde se produce la primera gran contundente derrota política de Pinochet”, indicó.

Destacando el plebiscito de 1988, el analista señaló que la unidad social y política del país ha permitido grandes triunfos democráticos, que no pueden ser relativizados por la derecha, mediante su arremetida negacionista.

“En un país donde se ha golpeado tanto la memoria histórica, donde se ha intentado tanto la amnesia social, no ha tenido la oportunidad de reconocerse en ese triunfo social, o sea, acá hay mucha gente que no sabe que pasó y no es culpa de las personas. Aquí hay que asumir que por el tipo de transición este tipo de épicas populares y sociales fueron quedando en el olvido y el gran desafío que tenemos es que para que esto tenga sentido debemos compartir el cómo fue la historia real y no como algunos quieren hacerla, pero también que le dé significación a su presente y que la unidad política y social del pueblo chileno cuando se ha logrado ha permitido grandes triunfos democráticos”, subrayó.

Juan Andrés Lagos advirtió que cuando la ciudadanía se divide la derecha logra llegar al poder imponiendo refundaciones neoliberales, por lo que el llamado de este 5 de octubre es a reafirmar la unidad del progresismo en un multitudinario acto.

Sostuvo que “cuando el pueblo chileno se fragmenta la derecha llega a ser Gobierno e intenta refundaciones neoliberales como las que está haciendo ahora y se puede mantener así en el poder y nos sabemos cómo va a terminar. El riesgo que existe es real de que haya otro Gobierno de derecha y la convergencia que se ha dado apunta a eso”.

“Necesitamos que este acto del 5 octubre sea un gran acto, multitudinario, porque no tengo ninguna duda que la derecha nos va a tratar de medirnos y va a tratar de achicarnos y tratará de demostrar que estas fuerzas democráticas que están por la transformación siempre están mirando el pasado y el futuro es otra cosa, por lo tanto la manera de abrir los caminos y de enfrentar este intento de la derecha es que sea un gran acto y el trabajo casa a casa, en los territorios es fundamental, ese es el trabajo que le dará la dimensión multitudinaria”, concluyó.

En ese marco, durante la jornada de este jueves unas 50 organizaciones políticas, sociales, sindicales, juveniles, ambientales, culturales y de mujeres, llegaron hasta la Intendencia Metropolitana para solicitar permiso para utilizar dos puntos de inicio de una marcha que pretende llegar  hasta el Paseo Bulnes, donde será instalado un escenario para el acto principal. Los puntos de partida serían Plaza Italia y Los Héroes.

Entre los días jueves y viernes de la próxima semana la Intendencia debe entregar la respuesta.