Beatriz Sánchez, Giorgio Jackson y Miguel Crispi exigieron que cierren el penal especial para represores de la dictadura.

Santiago. El mismo día que se conmemoraron los 45 años de la asonada militar contra el Gobierno de la Unidad Popular, dirigentes y parlamentarios de colectividades del Frente Amplio exigieron que de una vez por todas se cierre Punta Peuco, el penal especial para represores que, precisamente, al amparo de la dictadura que siguió al cruento Golpe de Estado, se dedicaron a violar derechos humanos y cometer crímenes de lesa humanidad.

La ex candidata presidencial del FA, Beatriz Sánchez, junto a Miguel Crispi y Giorgio Jackson, llegaron hasta el recinto para protestar por su permanencia, exigieron su cierre definitivo y que los ex militares que están ahí recluidos, sean traslados a cárceles comunes.

Así se sumaron a la demanda que vienen haciendo hace mucho tiempo las agrupaciones de familiares de ejecutados políticos y detenidos desaparecidos respecto al cierre de Punta Peuco.

Crispi, de Revolución Democrática (RD) dijo a la prensa que “el Frente Amplio se ha movilizado hasta este lugar, para que este 11 de septiembre podamos decir muy claro, fin a la impunidad, fin a la injusticia y reparación. No puede ser que sean solo las agrupaciones de derechos humanos las que del 90 en adelante semana a semana clamen por justicia. Necesitamos una nueva generación que se movilice”.

Beatriz Sánchez manifestó que sobre todo en una fecha como el 11 de septiembre “no nos perdemos en el tema de fondo, que tiene que ver con el respeto de los derechos humanos en Chile”.