A 32 años del asesinato del periodista se realizó una ceremonia en su memoria. Colegas reafirmaron compromiso con la dignidad, la libertad y la información.

Equipo ES. Decenas de amigos, colegas, compañeros, autoridades comunales y familiares se reunieron este sábado para recordar al periodista José Carrasco Tapia “Pepone” o “Pepe”, quien fue asesinado después de ser torturado por agentes de la Central Nacional de Informaciones (CNI) y del Ejército, el 8 de septiembre de 1986.

En el memorial de “Pepone” ubicado en la caletera de Américo Vespucio, a un costado del Cementerio Parque del Recuerdo, en la comuna de Huechuraba, mismo lugar donde acribillaron al profesional, se realizó una emotiva y sencilla ceremonia, que contó con los discursos de la presidenta del Colegio de Periodistas, Margarita Pastene y del alcalde de Huechuraba, Carlos Cuadrado. Hubo, además, una intervención musical y la entrega de varias ofrendas florales de parte de sus colegas.

Asimismo, la Orden profesional solicitó formalmente al jefe comunal que la caletera donde fue asesinado lleve el nombre de José Carrasco Tapia.

El alcalde Carlos Cuadrado aseguró que “somos quienes debemos mantener la memoria, diseminarla y multiplicarla, porque la memoria muchas veces se va diluyendo en el tiempo. Cada vez esa labor se hace más importante, porque los jóvenes van teniendo una mirada distinta, por ello debemos recordar a Pepe y a todas las víctimas, sobre todo en un momento que se están cambiando el nombre de las cosas, se quiere relativizar y dar contexto a algo que no tiene justificación, como es la dictadura”.

“Hoy debemos recordar a Pepe y decir que el vivirás para siempre depende de nosotros, de la verbalización que se haga de la memoria, de la posición dura que se tenga de la memoria y de la educación que nosotros entreguemos, de ello depende, por eso hay que hacerlo”, agregó.

En tanto, la presidenta del Colegio de periodistas, Margarita Pastene, indicó que “a todos nos estremeció la muerte de Pepe, fue un zarpazo que nos llenó de sufrimiento, nos estremeció a todos y más a aquellos que estábamos en el exilio. Cuando supimos de su muerte comenzamos una campaña de solidaridad (en Alemania) porque sabíamos del peligro. ‘Ayúdennos porque nos están matando’, tituló uno de los medios alemanes que se sumó a la campaña de los periodistas chilenos”.

“Pepe no solo defendió con pasión la libertad de prensa, sino que también asumió un compromiso político y gremial más allá de su quehacer periodístico, recordemos que fue delegado del Consejo Metropolitano ante el Consejo Nacional del Colegio de Periodistas y al mismo tiempo era parte del Comité Central del MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionaria)”, agregó.

Asimismo, Pastene recordó que “la persecución a Pepe comenzó el 6 de diciembre de 1974 cuando fue detenido y recluido en los campos de concentración de 4 Álamos y Puchuncaví, donde vivió los horrores de la dictadura”.

 La líder del gremio de los reporteros, igualmente, afirmó que el acto de conmoración del asesinato de Carrasco Tapia “es una muestra de nuestra permanente cruzada de verdad y justicia, porque mientras ello no ocurra no habrá perdón ni olvido”.

Margarita Pastene, también, recalcó que “los y las periodistas que nos congregamos hoy aquí para honrar la memoria de uno de nuestros mártires advertimos que la cruzada de derechos humanos de nuestra Orden no es cuestión de conveniencia, nuestro colega y amigo castigado con una muerte violenta por su permanente combate en favor del derecho de la libertad de expresión, poco antes de morir nos interpeló a todas y a todas a informar la verdad para recuperar la dignidad, en la columna que escribió con coraje y convicción en plena dictadura y nos recordó el rol que teníamos que asumir que no es lejano al que debemos asumir hoy”.

“Los periodistas democráticos –decía Pepe- no tenemos más alternativa que vincular cada vez con más fuerza nuestra lucha por la libertad de expresión real con las luchas que da nuestro pueblo por obtener la libertad y la democracia para Chile. La recuperación de la libertad de la patria requiere que cada cual asuma lo suyo”, sentenció.

Además, la dirigenta dijo que “Como Colegio de Periodistas ante el memorial de nuestro colega mártir no podemos sino comprometernos a continuar nuestra lucha por la libertad de expresión, por el derecho a la comunicación y recuperar la dignidad informando con la verdad”.