La última ocurrencia mediática de Carabineros con empresa acusada de racista, maltratadora de trabajadores y tramposa. Y la agarrada pal leseo.

El Roto Lira. Linda la última ocurrencia mediática de Carabineros de Chile. Que “la gente” se siente a tomar café con ellos. No en la fuente de soda de la esquina o el local de la población. No pues. En locales de la trasnacional Starbucks. Aunque el Mayor de Carabineros, Diego Rojas, dijo que desde provincia los están invitando a cafés más chilensis. Bueno, también hay estudiantes, indígenas, feministas, pobladores, obreros, que les están aceptando la invitación a los uniformados de verde.

La verdad que el efecto más extendido que ha tenido esta “campaña”, es que agarren pal leseo a “los pacos”…a quien se le ocurre. Pretender que con invitar a tomar café a algunos ciudadanos (todo el mundo sabe que todo durará menos que un peo en canasto) en una operación comunicacional cada mes (citarán a la prensa, a la TV, subirán “la nota” en su Web institucional y en sus redes sociales), podrá hacer olvidar a los ciudadanos el Pacogate (el multimillonario fraude de Carabineros), el bochorno de la tramposa Operación Huracán (para culpar a mapuches inocentes), y las continuas golpizas  y abusos de los miembros de Fuerzas Especiales de la policía uniformada en contra de jóvenes, feministas, estudiantes e indígenas…y que se están preparando para reprimir la marcha del 9 y los actos del 11 de septiembre.

Eso de Starbucks -con perdón de algunos cafeteros y oficinistas que van por ahí- suena a “gente linda”…seguro fue una “recomendación comunicacional” de algún genio pagado por Carabineros (no hay que olvidar que esta campañita cuesta plata), y las imágenes de los primeros cafés es con “pacos y pacas” más lindos que el sol y con civiles que lucen complacidos y sonrientes…¿quién se la cree?

Ahí no para el guitarreo. Parece que el Mayor Rojas anda medio extraviado. Dijo que su institución honorable y simpaticona eligió Starbucks para su operación mediática (¿se llama de otra manera?) por “su espalda comunicacional”. ¡¡¿¿Qué??!!

Veamos. Si uno se mete en el inefable pero útil (a veces) Google encuentra los reclamos de clientes de la empresa asociada ahora con Carabineros porque no llenan el envase del café y/o le ponen exceso de hielo a los refrescos o jugos (para evitar llevar del producto base). ¿Alguna analogía con las trampas en la policía uniformada? Quizá no, quizá sí. Por poner un solo ejemplo, y recurriendo a un medio estadounidense, en el USA Today aparecieron denuncias contra Starbucks por fraude y publicidad falsa…y se repiten en medios de otros países.

Además, cafés de la trasnacional se han visto acusados, denunciados y demandados por tratos racistas, discriminatorios y agresivos contra migrantes, personas con otras capacidades, trabajadores, gente de raza negra. Hace varios años, desde México, los zapatistas convocaron a no consumir en Starbucks porque es la trasnacional que trabaja con el café sacado de los campos cafetaleros donde más se explota la mano de obra campesina y migrante. En medios de todo el mundo se informó de la denuncia de que la empresa usa la acrilamida, un compuesto orgánico que consideran cancerígeno y que deriva de procesar café y otros productos.

¿Qué nos dirá Carabineros de todo eso?

¿Sabrán los Carabineros que Starbuscks ha pasado por complicadas situaciones por el no cumplimiento de normas laborales y afectar a los trabajadores chilenos que laboran en la trasnacional? ¿Qué el Sindicato de Trabajadores de Starbucks Cofee interpuso una demanda por prácticas desleales que entorpecen la negociación colectiva de la empresa?

Hace poquito, el presidente del Sindicato de Trabajadores de Starbucks Chile, Andrés Giordano, a propósito del cafecito que están invitando los “pacos” declaró en una nota difundida por la conocida Cooperativa que “si lo que quiere hacer Carabineros es limpiar su imagen, es un poquito más costoso que tomarse café en una cafetería que además ha sido condenada en Europa por evasión de impuesto, en Chile por prácticas antisindicales y en Estados Unidos por prácticas antisindicales también”.

El dirigente no paró ahí y le pidió a los uniformados que mejor dejen “de reprimir a estudiantes, también a las organizaciones de estudiantes y trabajadores en general, al pueblo mapuche, a los vendedores ambulantes, que vemos día a día como les quitan las cosas”. Andrés Giordano afirmó que el cafecito con los carabineros “es una medida de marketing que no se condice con la gravedad de las acciones de Carabineros y por lo demás no nos parece que es la mejor elección”.

Otra vez se expusieron los “amigos en su camino”. Memes, bromas, chistes groseros, de cuanto hay estalló con el cafecito de los verdes (los uniformados, no los billetes). “Mejor devuelvan la plata”…”Starbucks con guardias privados, pagados por el fisco”…”¿Un café?: Buenos días, buenas tardes”…imágenes de mapuches y estudiantes reprimidos con frases como “vámonos a tomar un cafecito”…”acampáñame al Starbucks”…

Lo más raro de todo, es que el oficial que puso Carabineros al frente de esto, el ya mencionado Mayor Rojas, encontró de lo más entretenido y pa la risa todo lo que se dijo por el cafecito que invitan sus colegas. ¿Parte de la campaña se hacerse los simpáticos? ¿Y las respuestas al descrédito de Starbucks…como las respuestas al descrédito de Carabineros?