Proyecto desnudó al Gobierno de SP. Refuerza tasa de ganancia del 1% más rico del país. Los 5 aspectos estructurales del paso oficialista.

Comisión Nacional de Economía. Partido Comunista. El anuncio presidencial sobre Reforma Tributaria ha desnudado el carácter de este gobierno, presentando iniciativas que en conjunto refuerzan la tasa de ganancia de 1% más rico y cargan sobre el resto de la población la responsabilidad de sostener el estado y sus compromisos sociales, en términos generales esta reforma refuerza el sesgo regresivo del sistema tributario chileno, básicamente por dos razones aumenta el pago de IVA hacia el consumo digital y reintegra el sistema en favor de la rentas personales, el resultado repone la tasa de ganancias de los más privilegiados.

La reintegración del sistema tributario es volver al sistema que se tenía antes de la reforma del 2014, esta añoranza tributaria es estructural en el proyecto y uno de los elementos que conforman la contra reforma, que tiene como efecto bajar la base tributaria del país, base que después de la reforma quedo en 21% sobre el PIB. Si se compara la carga tributaria de Chile con países de la OCDE cuando tenían el mismo PIB, vemos que estamos por debajo de la carga tributaria de Suecia el año 1965 que tenía una carga de 29%, Finlandia que tenía una carga tributaria de 28% en 1969, Gran Bretaña que tenía una carga tributaria de 26% en 1965 e Irlanda que tenía una carga de 26% en 1977, es decir estamos dejando pasar la oportunidad de aumentar nuestro gasto en bienes públicos y con ello a igualdad de oportunidades dentro del país.

Los principios de la reforma tributaria de 2014 establecían que, se debía aumentar la recaudación en un 3% en régimen, la OCDE indico que el 78% de esa recaudación nueva provino del 0,1% más rico del país. Se buscó establecer como principio que los que tienen más , deben contribuir con más impuestos, estableciendo que los impuestos no solo sirven para recaudar sino que son un componente esencial de la redistribución de riquezas dentro del país y que aumentan la noción de justicia tributaria, además se cierran los espacios a la elusión y la evasión de impuestos, creando la norma general anti elusión y las normas anti elusivas especiales, cerrando espacios a la creatividad tributaria que usaba la ley como mecanismo espurio para rebajar impuestos.

En las rentas de capital, la reforma de 2014 las modifico creando dos sistemas, primero el sistema atribuido, donde se pagaba impuestos por la rentas percibidas o devengadas, es decir se deben pagar impuestos por el 100% de sus utilidades y pueden imputar el 100% del impuesto de primera categoría contra el impuesto global complementario. Y se creó el sistema semi-integrado, que implica pagar impuestos solo por aquellos impuestos retirados y pudiendo imputar un 65% de los impuestos primera categoría pagado por las empresas al impuesto global complementario que deben pagar las personas por rentas de capital. Es decir, al reintegrar el sistema se devuelve este 35% del impuesto primera categoría como base imputable al impuesto complementario, reduciendo los impuestos que las personas más ricas pagan de su renta de capital, es decir se le devuelven impuestos a los más ricos afectando los niveles de distribución de ingresos en la sociedad, y por lo tanto aumentando la desigualdad.

Además, la reforma de 2014 crea el sistema 14 ter, que se puede utilizar por empresas de ingresos promedio de 50.000 UF en los últimos tres años y que no hayan superado los 60.000 UF en un año. Además, el sistema de renta presunta se mantuvo, acotando los tramos de ingresos en los que las empresas de transporte, agrícolas y mineras pueden pagar rentas sobre una situación presunta y por lo tanto simplificado.

El sistema semi integrado de la reforma del 2014, tuvo un efecto directo en la justicia horizontal del sistema, es decir los impuestos que pagan el trabajo y los impuestos que pagan el capital sean iguales en el sistema de atribuido y mayor en el sistema semi integrado, dejando los impuestos corporativos altos en una comparación con el resto del mundo como efecto de subir los impuestos al capital. Para hacer la comparación con el resto del mundo, debemos tener en cuenta que en la OCDE existen una mayoría de países con sistemas desintegrados, por lo que la comparación puede ser engañosa en el resultado final de la comparación. Entre los efectos de la reforma del 2014 se pueden contar, que aumento el impuesto de primera categoría un 12,3%, este impuesto sin contar las empresas mineras creció en un 9,1% y el impuesto global complementario creció un 9,5%.

El Gobierno de la derecha, ingreso un proyecto de ley que reforma los impuestos en Chile, este proyecto se puede dividir en dos categorías básicas aquellas que son estructurales y aquellas que son modernizadoras del sistema tributario.

Los aspectos estructurales de esta reforma son al menos cinco, la reintegración del sistema tributario, el crédito especial a la construcción de viviendas,impuestos a las plataformas digitales, la clausula pymes y la revisión a las normas antielusion. Son estructurales, por que cambian la forma en que se componen los impuestos en Chile, es decir cambian la equidad horizontal y la equidad vertical del sistema tributario y por lo tanto no sera neutra en términos distributivos.

La equidad horizontal dice relación con que dos contribuyentes que tiene los mismos ingresos paguen los mismos impuestos, pues en el caso de la reforma propuesta los contribuyentes con ganancias del trabajo pagaran mas impuestos que los contribuyentes con ganancias del capital, este es el efecto directo de la integración del sistema y la expresión mas ideológica dentro la reforma.

Los efectos de la reintegración serán un baja de impuestos calculado en 833 millones de dolares, donde el 80% de la rebaja caerá sobre las $1.000 empresas que venden 310.000 millones de dolares al año, estas son solo un 0,16% del total de empresas en Chile, ademas el 90% de las empresas no recibe nada de esta rebaja de impuestos.

Asimismo, se reduce el incentivo a invertir, pues cae la diferencia de impuestos entre invertir o consumir las utilidades de un 17,45% a un 10%, desmintiendo al Ministro de Hacienda.

Por otro lado no existirá equidad vertical, es decir los empresarios de empresas mas grandes tributaran menos proporcionalmente que aquellos de empresas pymes, tal como dice Jorrat, las pymes se verán desmejoradas con este proyecto.

Para el caso de las pymes agrupadas en el 14 ter, se crea la figura de la clausula PYME, que complejiza el la figura del 14 ter con la exigencia de contabilidad completa y la obligación de llevar registros, amplia los margenes de ventas para estar adscritos a la clausula Pymes, además se crea una renta presunta para Pyme en los que vendan menos de 10.000 UF anuales, con estos cambios existirían tres regímenes nuevos reemplazando al 14ter, es decir no simplifica como dijo el Ministro de Hacienda.

Ademas que existirán empresas que se vestirán de Pymes para aprovechar los beneficios tributarios al tramo de empresas de ventas menores a los 10.000 UF anual, siguiendo con el vicio de las sociedades de personas que se utilizan para reducir impuestos.

En cuanto a las clausulas antielusion de la reforma de la derecha, los cambios propuestos por el gobierno son estructurales, pues que con la excusa de aumentar la certeza jurídica, deja en los hechos sin efecto la clausula general antielusion. Esto se hace reponiendo la supremacía del derecho civil sobre el derecho tributario, en este sentido también se le exige al servicio de impuestos internos que existe causa o causa ilícita y ademas se suma que se toma como derecho del contribuyente el presumir que se actúa de buena fe, cambiando la carga de la prueba y ahora el SII tendrá que demostrar no solo el ilícito sino ademas que se hizo bajo motivaciones de provocar elusion, lo que es un estado mental, o sea indemostrable.

Las modificaciones que se proponen, actúan de la forma en que jamas un acto valido podrá ser elusivo, contraviniendo el espíritu mismo de la norma general antielusion, dejando sin efecto la elusion en si, o dicho de otra forma la elusion se transforma en un acto legal e imposible de perseguir. Finalmente se le impone el silencio positivo al SII como regla general y como regla especial en el articulo 26 bis, lo que obliga a que el SII renuncie a la aplicación de la clausula antielusion, si no se contesta la consulta del particular dentro de plazo.

Ademas, la reforma de la derecha agrega un aumento del crédito especial a construcción de viviendas, es decir aumenta el tipo de vivienda que puede acceder a este beneficio ampliándolo de viviendas de hasta 2000 UF a viviendas de 4000 UF. Este beneficio implica dar un crédito por el 65% del IVA a cobrar en el caso de la venta de un inmueble de estos precios, pagando un IVA de 6,6%. Este beneficio que estaba pensado en el comprador final, ha sido utilizado para beneficio de las empresas constructoras, pues la elasticidad precio demanda ha beneficiado al productor de viviendas y no al consumidor, llevándose completo el beneficio del subsidio las empresas constructoras. Con este crédito se perderán 204 millones de dolares en reacaudación fiscal.

Los impuestos de las plataformas digitales, son impuestos que vienen a recuperar lo que se dejo de recaudar cuando los ciudadanos dejaron de usar servicios existentes por servicios de plataformas digitales, ejemplo de esto es el traspaso de pasajeros de taxis a UBER, el problema de esta norma es que se genera un impuesto único para plataformas digitales del 10%, cuando el impuesto que se paga en el acceso a los servicios es del 19% representado por el IVA, dicho de otra forma la reforma deja de ganar un 9% de impuestos que antes entraban en la base tributaria del pais, la recaudación llegaría a 251 millones de dolares en régimen.

El efecto de las normas estructurales de la reforma tributaria es el de bajar la base de tributos del país, esto es relevante por que los ingresos tributarios son aquellos que permiten que el estado pueda pagar sus compromisos en gasto social, por lo que se corre un serio riesgo de aumentar la deuda estatal en el corto plazo, con la consabidas rebajas de la nota de riesgo en la calificadoras internacionales, esto impactara directamente en la tasa de interés de créditos pedidos al extranjero haciendo mas cara la financiación de las empresas, lo que debería tener un impacto negativo en la inversión, el crecimiento y el empleo.

Al Gobierno aún le faltaría resolver el principal problema de la baja en la recaudación fiscal, como financiar más gasto social e inversión en infraestructura —tal como señaló en su intervención— con menores ingresos fiscales, sin aumentar el déficit y la deuda pública.

En las normas transitoria, la mas importante es la que permite acelerar la depreciación de capital de las empresas, por dos años en hasta un 50% del total, por lo tanto rebaja artificialmente las ganancias antes de intereses e impuestos, dejando a las empresas con menores impuestos sobre sus utilidades, esto en la idea de fomentar la inversión rápida, pero la evidencia empírica nos muestra que este aumento de inversión es muy temporal y de plazo muy acotado, la depreciación instantánea tendría un costo 827 millones de dolares en su primer año.

Además, atenta contra el objetivo de aumentar el empleo, otra supuesta prioridad del gobierno, al reducir el costo del capital en relación al trabajo. Esto se agravará con las otras reformas que está proponiendo el Gobierno en materia de pensiones y financiamiento de salas cuna, que elevan el costo de las contrataciones.

Sobre los cambios que permitirían aumentar la recaudación y que podríamos considerar modernizadora, la principal propuesta es establecer el uso obligatorio de la Boleta Electrónica, tratando de emular lo que se hizo con la Factura Electrónica. Según el informe financiero del gobierno, esto aumentaría la recaudación en 1.181 millones de dolares, el supuesto sobre el que esta hecho esta proyección es muy cuestionable, pues expertos como Jorrat y la asociación de funcionarios de SII ven que se esta sobrestimando el efecto de esta normativa, la boleta electrónica tendría problemas de aplicación en las micro y pequeña empresa. Aun así persiste otro problema y es que es posible falsear tanto las boletas como las boletas electrónicas, es decir si asumimos que existen evasión de impuestos por boletas, no es posible afirmar que la intención de evadir se suspenda solo por utilizar un sistema electrónico.

Pero ademas esta normativa no compensa la baja de la base tributaria, por que no estamos creando impuestos para compensar los impuestos que se destruyen con la reforma de la derecha, lo que se esta diciendo es que impuestos que existen y no se pueden cobrar van a compensar los impuestos que estamos destruyendo, bajo el supuesto de que el problema es la forma en que se hace el cobro, esto refuerza el argumento de que estamos bajando la base tributaria y si no logramos recaudar lo que hasta el momento no hemos podido recaudar entonces estaremos en un grave problema.

En Chile tenemos una base tributaria regresiva, en el año 2014 la recaudación por impuesto a la renta era de 37,6% y por IVA 49,5% donde después de la reforma del 2014 el año 2015 se recauda 42,2% de los impuestos por impuestos a la renta y un 48% proviene del cobro del IVA, si bien la estructura sigue siendo regresiva, es menos regresiva que antes de la reforma del 2014.

Ahora si quisiéramos ver el efecto de esta reforma en la estructura del sistema impositivo, vamos a ver que se vuelve mas regresivo que lo que tenemos y que si tomamos el escenario con y sin boletas electrónicas el efecto es el mismo. Como dijimos, las boletas electrónicas son solo un supuesto de disminución de la evasión y no es la creación de impuestos para compensar los que se destruyen, por lo que el supuesto de equilibrio sobre el sistema es muy poco creíble.

Finalmente, en el caso que no se puedan recuperar estos recursos por evasion tributaria a traves de la boleta electronica el deficit fiscal seria de 753 miles de millones de dolares, es decir una disminucion total de impuestos de un 2,5% con respecto al total, si asumimos que todas las demas proyecciones finalmente se cumplen.

Por ahora, las propuestas presidenciales puede que promuevan el crecimiento en el corto plazo, esto mas que nada por un efecto keynesiano sobre el consumo de las personas que se reembolsaran los recursos de la integración, el problema es que su propensión marginal a consumir es menor y por lo tanto es probable que no tengamos efecto perceptible en el corto plazo, ademas se podría ver contrarrestado por los impuestos verdes y a las plataformas digitales. En el largo plazo, cuando la depreciación acelerada se acabe, no habrá efecto sobre la inversión, pero con una estructura mas desigual de distribución de la riqueza es probable que tengamos efectos negativos sobre el crecimiento, el empleo, los salarios, las finanzas públicas, impactando sobre los programas sociales y reforzando el efecto negativo sobre la desigualdad.

Este proyecto puede ser pan para hoy, pero es definitivamente hambre para mañana.