Los funcionarios del SII iniciaron un paro nacional de 24 horas. Anunciaron que si el proyecto no cambia algunos de sus contenidos la movilización irá en alza.

Santiago. Durante 24 horas cesarán sus labores los funcionarios del Servicio de Impuestos Internos (SII) en rechazo al proyecto de modernización tributaria que según aseguró el Gobierno beneficiaría a los pequeños y medianos empresarios.

El paro es a nivel nacional y según aseguraron los dirigentes del servicio persistirán con las movilizaciones si las autoridades no se abren al diálogo e insisten con contenidos “nefastos para el país” en la iniciativa, ya que afirmaron que el proyecto está hecho para “las grandes empresas”.

Carlos Insunza, presidente de la Asociación Nacional de Funcionarios del SII (Aneiich), indicó que “estamos ante un Gobierno que no busca el diálogo, que es incapaz de construir acuerdos y que busca imponer su voluntad. Aquí hay que cerrar la puerta a esta contrareforma, hay que cerrar la puerta al debilitamiento del Servicio de Impuestos Internos y a la desestabilización permanente del sistema tributario”.

“Estamos iniciando un proceso de movilización y lo vamos a seguir desplegando en la medida que este proceso legislativo siga avanzando, este paro nacional es la primera manifestación de rechazo de las y los trabajadores del Servicio de Impuestos Internos y vamos a seguir adelante en tanto a que los contenidos de la legislación sigan siendo nefastos para el conjunto del país”, agregó.

Respecto a la supuesta ayuda que traería la reforma para los pequeños empresarios, Insunza, recalcó que “este proyecto de ley en beneficio de las pequeñas, medianas y microempresas no contiene ningún elemento, absolutamente ninguno, esta es una reforma hecha a la medida de la gran empresa y particularmente hecha a la medida de la industria de la ilusión tributaria que en nuestro país mueve miles de millones de dólares”.

En la misma línea, El presidente de la Asociación de Fiscalizadores de Impuestos Internos de Chile (AFIICH), Juan Apablaza, explicó cómo el cambio de norma afectaría al rol fiscalizador del ente.

“En el Código Tributario, en la ley de renta y en la ley del IVA se cambian normativas que atentan contra la fiscalización del Servicio de Impuestos Internos. Hoy nos vamos a convertir no solamente en un león sin dientes sino que aquí se pretende instalar la figura de casi un paraíso fiscal. Esto significa que vuelve el FUT en gloria y majestad, vuelven los mil millones de dólares para el uno por ciento más rico de Chile. Le decimos al Gobierno que hay que emparejar la cancha y eso significa que todos los beneficios sean para todos los chilenos y no solo para un sector minoritario”, señaló.

Y añadió que según los datos del Banco Central y del Servicio de Impuestos Internos “de los gastos que se generan en el país, el 0,1 por ciento se rechaza, es decir, 926 millones de dólares, de los cuales el 98 por ciento corresponde a grandes empresas, entonces, ahí está el por qué están atacando al corazón del Código Tributario y de la ley de renta, para evitar que estos contribuyentes puedan generar utilidades para el país y pagar los impuestos que correspondan”.