Salarios no crecen más de 1%. Gasto en hogares subió 19.2%. La riqueza privada subió 10% y ganancias AFP, Isapres y bancos entre 15 y 30 por ciento.