Este martes se realizó Paro Nacional de advertencia. A la espera de lo que haga la ministra Cubillos.

Daniela Pizarro. Periodista. Unas diez mil personas marcharon este martes en Santiago, según los organizadores, como parte del paro de advertencia que convocó el Colegio de Profesores, en relación a un petitorio que llevan trabajando con el Gobierno hace uno meses, pero que no avanza.

La igualdad de trato, el agobio laboral, la deuda histórica, la evaluación docente, la carrera directiva, el incentivo al retiro y la carrera docente, son algunos de los puntos que tiene el petitorito de los docentes.

El paro convocado por la organización del magisterio abracó a todo el país y se efectuaron marchas en varias ciudades.

El presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, tras la movilización, en declaraciones a la prensa, apuntó que “esperamos que en los próximos días exista una mejor respuesta del Gobierno y no tener que pasar a una fase de paro indefinido o movilización prolongada”.

“Con el ministro (Gerardo) Varela no se avanzó prácticamente nada. Nosotros dijimos que fueron cinco meses perdidos en educación (desde que se inició el actual Gobierno), probablemente eso haya afectado y ahora tenemos que ver qué va a pasar con la nueva ministra (Marcela Cubillos). Nosotros tenemos disposición de diálogo, disposición de buscar

Enfatizó que “el Gobierno debe saber leer que si quiere evitar un conflicto mayor” con los profesores y añadió: “Entonces tiene que buscar soluciones concretas y esas soluciones concretas esperamos tener respuestas alentadoras el próximo viernes, cuando tenemos reunión con el ministerio”.

En tanto, el segundo vicepresidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, dijo a ElSiglo.cl que “este petitorio está en la sintonía de la fiscalización, porque son cosas que no se están cumpliendo o que se están implementando con mucha demora como el incentivo al retiro”.

Respecto a la contestación del Ministerio de Educación, Gajardo expresó que “el Gobierno dio respuesta, pero a pocos puntos y con la condición que demos algo a cambio”. Puntualizó que “eso es impresentable porque son pocas demandas y qué podemos entregar, pero en definitiva es que ellos no quieren tratar los temas”.

Puso como ejemplo que “nosotros teníamos bastante avanzado el tema de la deuda histórica, porque habíamos conformado una mesa permanente con el Ministerio de Educación, incluso, se terminó el catastro, pero ahora se está partiendo de cero, porque el Gobierno desconoce todo ese trabajo y dicen que no están disponibles para tratar este tema”.

Jaime Gajardo afirmó que “este fue un paro de advertencia para decir que nosotros tenemos disponibilidad de conversar, pero debemos ver el resultado de esos diálogos, el viernes tenemos otra reunión donde nos darán otra respuesta y desde ahí se definirán los pasos a seguir”.