#GraciasDonAndrés es el hashtag con que se está despidiendo al destacado abogado que ya recibió la extremaunción a manos del sacerdote Mariano Puga.

Santiago. Desde hace varios días la salud del destacado abogado defensor de los derechos humanos, Andrés Aylwin Azocar, se deterioró producto de su avanzada edad, 93 años, por lo cual ya recibió el sacramento que reciben los católicos cuando ya están en sus últimos días de  vida, la extremaunción de manos del sacerdote Mariano Puga.

Su condición fue informada por su nieto Sebastián Aylwin a través de su cuenta de Twitter. “Como algunos me han pedido que informe sobre mi abuelo, les cuento q está grave y con lucidez que viene y se va. No está recibiendo visitas que no sean familiares o amigos. De todas formas, al parecer estos serán sus últimos días. De seguro él agradece q lo tengan en sus pensamientos”, indicó.

Y agregó que “mi abuelo está grave, semiconsciente nada más, pero cuando le contamos que íbamos a poner Mozart dijo: «ah q bien!…» Que maestros ambos”.

Tras ello las redes sociales se coparon de mensajes de apoyo, saludos a la familia y agradecimientos a la labor por los derechos humanos que encarnó el otrora diputado de la Democracia Cristiana. #GraciasDonAndrés es el hashtag con el cual los usuarios de Twitter están recordando los hitos del abogado y entregado sus mensajes solidarios.

Además, en la noche de este sábado se hizo un velatón frente del departamento donde vive Aylwin, donde participaron familiares y amigos cercamos en homenaje al exparlamentario.

Matías Rivas Aylwin, nieto de Andrés, en la actividad señaló que “se me acercó un hombre muy cariñosamente a decirme que mi abuelo lo había salvado de la CNI. Fue muy emocionante porque me dijo que no estaría aquí si no fuera por mi abuelo y escuchar eso es muy difícil ponderarlo, pero escucharlo nos llena de orgullo y creo que es un tremendo mensaje para Chile y la sana convivencia”.

El legado de Don Andrés

Andrés Aylwin Azocar fue un destacado militante de la Democracia Cristiana (DC) y un reconocido abogado de derechos humanos. Hermano del expresidente Patricio Aylwin.

En 1965 fue elegido diputado por la Octava Agrupación Departamental “Melipilla, San Antonio, San Bernardo y Maipo”, período 1965-1969. Fue reelecto diputado por la misma Agrupación Departamental durante el período 1969-1973.

Después del golpe militar del 11 de septiembre de 1973, vivió un periodo de relegación en la localidad de Guallatiera, en la I Región, que lo mantuvo alejado de la actividad política. Posteriormente, una vez conseguida la libertad, ejerció un activo rol en su calidad de abogado en la defensa de los derechos humanos a través de la defensa judicial de los presos políticos y en la recuperación de la democracia participando en el Comité para la Paz y trabajando en la Vicaría de la Solidaridad.

A su regreso del exilio, en 1978, fue elegido presidente de la Agrupación de Abogados Pro Derechos Humanos y director de la Comisión Contra la Tortura desempeñándose como abogado querellante en casos de detenidos desaparecidos.

Durante su trayectoria política recibió numerosos reconocimientos por su permanente compromiso y acción en defensa de los derechos humanos. Fue distinguido con el premio “Hugo Tapia Arqueros” del Colegio de Abogados en enero de 1991 y con el Galardón de la Asociación Latinoamericana de Derechos Humanos, en junio de 1991. El Servicio de Paz y Justicia le confirió el Premio Monseñor Ovando en marzo de 1991, la misma fecha en que la Comisión de Derechos Humanos de la VI Región le hizo entrega del Galardón “Monseñor Raúl Silva Henríquez”. También el Colegio de Ingenieros de Ejecución lo distinguió por este mismo compromiso.

Ya en democracia el profesional volvió a ser electo como diputado por el Distrito 30, para el periodo 1990-1994. En 1993 fue reelecto por el Distrito 30, para el período 1994-1998.

Su perfil legislativo se centró principalmente en temas de carácter nacional, entre otros, reforma agraria, previsión y asistencia social, capacitación sindical, promoción y protección de los Derechos Humanos y los derechos de los trabajadores.