Miles salieron a las calles para apoyar a Nicolás Maduro. Reiteraron el llamado a la paz y a la unión. Ministerio Público identificó a autores materiales del ataque.

Telesur. Prensa Latina. Movimientos sociales y revolucionarios del país marcharon este lunes por las calles de  Caracas en defensa del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, quien el sábado 4 de agosto fue objeto de un intento de magnicidio con explosivos en la avenida Bolívar, durante los actos conmemorativos del 81° aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana.

La movilización se concentró en la plaza Morelos de Bellas Artes, centro de la ciudad capital, desde ahí caminaron hasta el Palacio de Miraflores.

Entre risas, consignas y música llanera el pueblo se mantuvo unido y decidido a continuar apoyando al Presidente Maduro y al legado del comandante Hugo Chávez.

Durante la marcha, el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza afirmó que “las élites gobernantes de Perú, Colombia, Chile y Panamá” están involucradas en esa situación.

Asimismo, reiteró que el organismo multilateral, integrado por 120 países miembros, desea emitir un comunicado para rechazar el hecho, pero “la pequeña élite que integra el Cartel de Lima pretenden torpedearlo y bloquearlo, no les interesa el multilateralismo ni la paz”.

Unión por la paz

El diplomático también aseguró que los venezolanos quieren paz y para lograrlo es necesaria la unión para derrotar los ataques imperiales. Además, ratificó que las decisiones sobre Venezuela se toman en el país.

“Es el momento de la unidad nacional, no permitiremos que reine la violencia, hemos derrotado con elecciones a la violencia y a la oligarquía y lo seguiremos haciendo”, aseveró.

Piden Justicia

El presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, repudió que los dirigentes de la oposición venezolana no hayan condenado el ataque contra el presidente Maduro.

Cabello señaló que lo ocurrido el sábado contra el mandatario nacional no fue un intento de magnicidio, sino un magnicidio en grado de frustración.

“Son inconscientes, insensatos, irracionales, no miden las consecuencias. Pasaron la raya, lo que hicieron no tiene antecedentes en la historia de Venezuela, todo aquel que esté implicado debe pagar, no puede haber perdón. Justicia para que haya paz”, criticó el presidente de la ANC.

Por último, aseguró que seguirán al lado del pueblo, haciendo lo que haya que hacer por la Patria.

Los culpables

Los órganos de la seguridad del Estado identificaron a los autores materiales y colaboradores inmediatos del intento de magnicidio perpetrado contra Nicolás Maduro informó este lunes el fiscal general, Tarek William Saab.

Saab señaló que las investigaciones preliminares permitieron determinar la identidad de los terroristas, su lugar de alojamiento antes de perpetrar el atentado y las primeras conexiones internacionales de los involucrados.

Las pesquisas realizadas por el Ministerio Público de conjunto con la Dirección General de Contrainteligencia Militar y el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas llevan a presumir que el caso está vinculado a una investigación sobre un ataque terrorista ocurrido en 2017, indicó.

El fiscal general precisó que momentos posteriores al intento de magnicidio se identificó el lugar desde el cual se operaban las aeronaves utilizadas para transportar los explosivos, y resultaron detenidos in fraganti dos personas encargadas de maniobrar uno de los aparatos.

Tarek William Saab subrayó que el Ministerio Público sumó a las investigaciones un nuevo fiscal además de los tres designados el mismo sábado 4 de agosto, pocas horas después del magnicidio frustrado contra la persona del mandatario venezolano.

Los procesados serán juzgados por los delitos de traición a la Patria, homicidio intencional calificado en grado de frustración, lesiones graves en los siete funcionarios heridos, lanzamiento de artefactos explosivos en reuniones públicas, terrorismo, asociación para delinquir y financiamiento al terrorismo.

Destacó, asimismo, que este atentado contra la vida de Nicolás Maduro, lejos de constituir un hecho aislado, forma parte de las acciones violentas perpetradas por la derecha y sus aliados internacionales contra la Revolución bolivariana desde 1999.