Después de más de un año de tramitación legislativa, finalmente se concretó el traspaso del recinto al sistema de salud público.

Radio Nuevo Mundo. Después de más de un año de tramitación legislativa, finalmente se concretó el traspaso del Hospital Padre Alberto Hurtado a la red pública del Servicio de Salud Metropolitano Sur Oriente, lo que permitirá a los trabajadores regirse por el estatuto de personal y régimen de remuneraciones establecidos por la Red Pública.

El presidente del Partido Comunista y diputado Guillermo Teillier, destacó que la aprobación de este proyecto de ley es un gran avance, producto de la larga lucha de los dirigentes de la salud.

“Es un gran avance respecto de la situación en que se encontraba ese hospital, sobre todo en los aspectos laborales de todo el personal, incluyendo al personal médico, lo que afectaba a los usuarios. Esto fue producto de una larga lucha de los y las trabajadoras que culminó con un proyecto de ley que fue aprobado y nosotros nos alegramos mucho que se esté materializando y de haber contribuido para que esto fuese realidad”, indicó Teillier.

Asimismo, la dirigenta de los usuarios de la salud del sector público de área sur metropolitano, Rosa Vergara, valoró la voluntad política que tuvo la ex mandataria, Michelle Bachelet de brindar este servicio sur oriente a las comunidades de San Ramón, La Pintana y La Granja.

Señaló que “con esto se cumplen varios sueños, porque aquí se constituye una mesa donde los trabajadores, las autoridades sanitarias y la comunidad nos ponemos a discutir la situación del hospital, este es un éxito donde se generaron las condiciones con el Parlamento, con la Comisión de Salud, gracias a la gestión de la presidenta de la Comisión, Karol Cariola y la voluntad política del Gobierno de Michelle Bachelet”.

En tanto, el dirigente de los funcionarios del Hospital Padre Hurtado, Leonardo Gutiérrez, dijo que este es un espacio logrado por los trabajadores en conjunto con la comunidad para que el recinto vuelva a la red de salud pública suroriente, poniendo fin al modelo experimental forjado en beneficio de grandes empresarios.

“Hoy tenemos un espacio que hemos logrado los trabajadores con la comunidad para que el hospital vuelva a la red de salud, lo que es para nosotros una garantía en términos de capacidades y de equipamiento”, aseguró.

Este es el resultado de años de denuncias de los trabajadores, los que fueron ratificados, por informes del MINSAL y SSMO durante el año 2016 y que dieron cuenta del fracaso del modelo “experimental” que caracterizó la administración de este recinto hospitalario, que bajo el prisma empresarial de autonomía y flexibilidad, pretendía demostrar que el problema de la salud era solo un tema de gestión.