El Partido de los Trabajadores lanzó la candidatura del exmandatario a pesar de que está encarcelando hace 120 días.

Agencias. El Partido de los Trabajadores (PT) en medio de su Convención Nacional, en Sao Paulo, lanzó la candidatura presidencial de Luiz Inácio Lula da Silva, quien está encarcelado hace 120 días en la ciudad de Curitiba, después de ser condenado sin pruebas a 12 años y un mes de cárcel en el ámbito de la cuestionada operación anticorrupción Lava Jato, que conduce el juez federal Sergio Moro.

Lula lidera todas las encuestas del país como carta presidencial, es por ello que la colectividad insistió con su postulación. “Lula es nuestro candidato a Presidente de la República”, dijo la presidenta del PT, Gleissi Hoffmann.

Y recalcó que “la justicia no hace otra cosa que no sea perseguirlo, intentar inhabilitarlo, apartarlo de la discusión política, pero no hay política en Brasil sin hablar de Lula”.

Según confirmó la dirigenta del PT todavía no está definido quien concurrirá como aspirante a la vicepresidencia de la República en la lista encabezada por Lula.

Y anunció que el nombre será anunciado solo la víspera del registro de la candidatura, o sea, el 14 de agosto, señaló Hoffmann.

Además, este sábado se proclamaron las candidaturas presidenciales de los partidos de la Social Democracia Brasileña (PSDB), Podemos, Red Sustentabilidad y el Partido Novo (PN).

Los del PSDB oficializaron para las elecciones de octubre al exgobernador de Sao Paulo Geraldo Alckmin, identificado como el candidato del golpe y quien ya recibió el apoyo de los partidos Demócrata, Laborista Brasileño (PTB, por sus siglas en portugués), Social Democrático (PSD) y Solidaridad.

Alckmin estará acompañado de la senadora Ana Amélia, del Partido Progresista (PP), como aspirante a la vicepresidencia.

Ana Amélia fue la líder del Frente Nacional francés, Marine Le Pen, que comanda una de las principales agrupaciones europeas de extrema derecha, de perfil racista y lazos con grupos fascistas.