Mineros comenzaron un paro total con la división tomada y caminos cortados, en protesta por despidos.

Chuquicamata. La mina de cobre Chuquicamata entró este lunes en paro total con ”división tomada, caminos cortados”, en protesta por despidos.

El cese de funciones de dos operadores fue la gota que colmó la copa en la segunda mina más importante de cobre del país, luego de varios días de tensiones por los reajustes que proyecta realizar Codelco.

Así, paralizaron sus labores este lunes los sindicatos 1,2,3 de Chuquicamata, junto con el gremio uno de Antofagasta, en el norte de Chile.

‘Se agotaron todas las instancias para obtener un dialogo participativo’, recalcaron los trabajadores que bloquearon los accesos al yacimiento con barricadas incendiarias.

Varios canales de televisión mostraron imágenes de la huelga que de momento no tiene días programados.

Codelco es la empresa mayor productora de cobre del mundo y un paro no es la mejor noticia, cuando el precio del metal cayó en el mercado internacional.

Precisamente Chuquicamata produjo 331,000 toneladas de cobre en el 2017.

La justificación de los recortes de personal se afinca en la idea de Codelco de rediseñar la mina con actividad desde 1915 para extender su explotación. A cielo abierto, a casi tres mil metros de altitud, se pretende convertir a una operación subterránea.

Los sindicatos advirtieron que el plan de Codelco es eliminar mil 700 empleos de operarios. Sin embargo, de momento la empresa estatal no hizo declaraciones al respecto.