Desde la estatal señalaron que es imperativo que la producción no se pare. El Gobierno dijo que mantendrán el orden público.  

Chuquicamata. Este lunes los trabajadores de Codelco iniciaron un paro total de funciones y bloquearon los accesos a la mina de Chuquicamata, en Calama, región de Antofagasta.

El Sindicato N°1 de Antofagasta de Codelco Chile y  los Sindicatos de Trabajadores N° 1, 2, 3 de la División Chuquicamata  a través de un comunicado señalaron que “agotadas  las instancias para obtener un dialogo participativo que permitiera Influir y dejarse Influir, han cumplido con el mandato de sus bases haciendo efectivo el paro divisional”.

Los sindicatos advirtieron que el plan de Codelco es eliminar mil 700 empleos de operarios.

Y pidieron el reintegro inmediato de dos trabajadores que “fueron despedidos injustificadamente bajo el Artículo 161, inciso n°2 del Código Laboral (necesidades de la empresa)”.

En ese marco, Codelco rechazó la movilización y la tildó de “ilegal”. Indicaron que “la administración divisional rechaza tajantemente esta movilización ilegal, la que altera el orden público, pone en riesgo a las personas, impide el normal desarrollo del negocio y va en contra de todo el proceso de diálogo que está desarrollando la empresa con sus trabajadores y trabajadoras”.

Y agregaron que “la empresa ha aplicado el artículo 161 inciso 2 del Código del Trabajo según lo establecido en la legislación, por lo que no corresponde el reintegro de los trabajadores señalados por los dirigentes sindicales”.

En tanto, desde el Gobierno, la ministra Cecilia Pérez recalcó que “estamos preocupados y ocupados con respecto al paro de Chuquicamata” y añadió que “esperamos que tanto trabajadores como la empresa lleguen a pronto acuerdo, para poder tener normalidad en las labores que ahí se desempeñan, sin perjuicio de eso, como Gobierno vamos a garantizar que se respete el orden público”.