Ahed Tamimi, la joven palestina de 17 años salió de la cárcel israelí tras ocho meses. Su caso conmocionó al mundo.

Agencias. Tras pasar ocho meses detenida, la joven palestina Ahed Tamimi, de 17 años, salió este domingo de prisión y fue recibida con clamores en la localidad de Nabi Saleh, en la Cisjordania ocupada, convertida en símbolo de la resistencia de su pueblo luego de ir a prisión por golpear e increpar a dos soldados israelíes de las tropas de ocupación.

Tamimi viajó a su aldea junto a su madre, también detenida a raíz del incidente. Ambas fueron trasladadas por soldados israelíes desde la prisión de Sharon, y a la llegada a su pueblo fueron recibidas con gritos de “¡Queremos vivir en libertad!”.

Entre amigos, familiares y seguidores, Tamimi dijo a periodistas en el lugar estar alegre por el regreso pero acotó que “esa alegría es empañada porque sigue habiendo prisioneros palestinos”.

“La resistencia continúa hasta que termine la ocupación”, afirmó la joven, que rechazó responder a preguntas de periodistas de medios israelíes alegando la cobertura injusta que hacen de la causa palestina.

En diciembre pasado, la madre de Tamimi transmitió en vivo en Facebook cómo la joven, acompañada de una prima, increpaba y abofeteaba a un soldado israelí en el patio de su casa. El video se hizo viral y las autoridades israelíes consideraron el incidente como una provocación.

Con 16 años, la muchacha enfrentó 12 acusaciones ante un tribunal militar (pues Cisjordania es un territorio bajo ocupación militar), incluida una por agresión con agravantes.

En marzo último, el mes en que su prima fue liberada, Tamimi se declaró culpable de un cargo reducido que incluía agresión y fue condenada a ocho meses de presión, para lo que se tomó en cuenta su arresto desde diciembre.

Ahora, tras su liberación, Tamimi visitó a familiares que perdieron a un miembro de la familia en choques con los soldados israelíes en junio pasado, hizo una ofrenda floral en la tumba del líder Yasser Arafat en Ramala, se reunió con el presidente Mahmud Abas y anunció ante la prensa su deseo de estudiar Derecho para defender la causa palestina.

En una declaración divulgada por la agencia de noticias Wafa, Abas dijo que Tamimi es “un modelo de la lucha palestina por la libertad, la independencia y el establecimiento de nuestro propio Estado palestino”.

Es -dijo Abas- “un modelo de resistencia civil pacífica, la mejor arma para hacer frente a la arrogancia, demostrando al mundo que nuestro pueblo palestino se mantendrá firme y constante en su tierra, sin importar el sacrificio”.