Presidente de Ecuador hizo ver que se está evaluando el quitarle el asilo en la embajada de ese país en el Reino Unido.

 Agencias. El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, dijo este viernes que Julian Assange tendrá que abandonar la embajada de su país en Londres y afirmó que su gobierno habla “permanentemente” con autoridades británicas.

Assange es un programador, ciberactivista, periodista y activista de Internet australiano y nacionalizado ecuatoriano, conocido por ser el fundador, editor y portavoz del sitio web WikiLeak. Perseguido por haber revelado información secreta y estratégica.

Moreno reconoció en Madrid que se trata de una situación, la de Assange, que no puede prolongarse eternamente. Pero la “salida” para este caso, añadió, se tiene que conseguir “conversando” porque el diálogo es el mejor “mecanismo de acercamiento y entendimiento”.

En Ecuador “no existe la pena de muerte, y sabemos que esa posibilidad existía. Es por eso que nosotros lo único que queremos es la garantía de que su vida no va a correr peligro”, dijo.

Para ello “hemos conversado y lo estamos tratando con el asesoramiento legal de Assange, fundador de Wikileaks, con el Gobierno británico, con el embajador, que es su representante en el Ecuador”.

Moreno dijo que “con la única persona con la que no he hablado es con Assange”, quien se encuentra en la embajada de Ecuador en Londres desde 2012.

El presidente ecuatoriano dijo que “nunca” estuvo de acuerdo con que se intervengan correos privados para obtener y difundir información sobre ciertos actos “indeseables” de gobiernos.

Moreno firmó ayer con el premier español, Pedro Sánchez, un acuerdo de cooperación en materia policial para la seguridad y la lucha contra el crimen organizado.

En Londres se desarrollan protestas en apoyo al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, cuyo destino recientemente se volvió incierto tras la aparición de informaciones de que Ecuador podría quitarle el asilo político.#FreeAssange