Colectividad se encuentra en medio de reflexiones de su línea política y organicidad interna. Se viene un Pleno del CC y una Conferencia Nacional.

Equipo ES. Este viernes y sábado se efectuará un Pleno del Comité Central (CC) del Partido Comunista (PC) en Santiago, al cual están convocados más de cien dirigentes de la colectividad de todo el país. Y el próximo fin de semana -del 3 al 5 de agosto- se realizará la Conferencia Nacional del PC, a la que asistirían alrededor de 400 dirigentes y militantes, también de todas las regiones de Chile.

De acuerdo a fuentes consultadas de esa organización, en estos días se está elaborando un informe político para ser presentado en la Conferencia, en cual sería analizado este sábado por los miembros del Comité Central. También se indicó que la inauguración de la Conferencia es considerado un hito político de la contingencia, se hará en el Congreso en Santiago y serán invitados representantes de fuerzas políticas progresistas y de izquierda, y de organizaciones sociales.

Hay temas de política nacional, de alianzas, crecimiento electoral, organicidad interna, nuevas destinaciones de responsabilidades en la organización, situación regional e internacional, evaluación del Gobierno anterior de la Nueva Mayoría y resultado electoral, que serán discutidos en estos eventos del PC, con la idea de llegar a algunas definiciones el primer fin de semana de agosto. Se aclaró desde la colectividad que, contrariamente a ciertas versiones, en la ocasión no hay elección de directiva ni de dirigentes, algo que corresponde a los Congresos partidarios.

De acuerdo a algunos dirigentes, temas de reflexión que deriven en ciertas precisiones políticas y orgánicas, tienen que ver con la convergencia de la oposición y la unidad interior del PC, para encarar el periodo abierto.

El presidente de la colectividad, Guillermo Teillier, en conversación en radio Nuevo Mundo, indicó sobre estas actividades que efectuará el PC que “nos interesa sobremanera caracterizar a este Gobierno de la derecha, ver cómo llegar a un acuerdo del conjunto de la oposición en diversas materias, el tema de las alianzas será profundamente discutido. Cómo detener los intentos de restauración neoliberal en el país y nos interesa también tener una mirada de futuro en cuestiones como enfrentar las elecciones que vendrán, construir un programa transformador y antineoliberal”.

El dirigente abundó en que “para nosotros es importante definir cuestiones respecto al nuevo ciclo político, sobre un proyecto de desarrollo económico para el país, mantener nuestra postura de que debemos tener una nueva Constitución, y definir cuestiones importante respecto al rol del Estado”.

Teillier apuntó que se espera que en la Conferencia de discutan y aborden temáticas como la ola feminista, la situación laboral, niñez, descentralización, derechos de los pueblos originarios, una política de seguridad pública y de seguridad nacional y temas de relaciones internacionales.

Consultado sobre cambios políticos y orgánicos que se pudieran producir a partir de la Conferencia Nacional del PC, el presidente de la colectividad precisó que “yo no puedo adelantar cosas, porque son materias que se van a discutir, habrá que ver qué conclusiones se sacan” pero añadió que “indudablemente que están en vista ajustes en la táctica política y también se abordará cómo establecer un mejor desempeño del instrumento de partido”.

Los eventos del PC se suman a otros que fuerzas opositoras han realizado en los últimos meses, como la Conferencia del Partido Socialista, encuentros en el Partido Demócrata Cristiano, y en el seno de varias organizaciones que integran el Frente Amplio. Todo en un marco general de analizar lo ocurrido en las últimas elecciones presidencial y parlamentaria, la llegada de la derecha al Gobierno, lo que se define como “un nuevo ciclo político” y la convergencia de sectores progresistas, populares y de izquierda.

En particular, en la convocatoria del PC a su Conferencia Nacional, se indicó que “las demandas que nacen de las definiciones políticas para este tiempo nos exigen evaluar, corregir e incorporar todas las medidas del caso en el trabajo partidario, haciendo más eficiente y eficaz el funcionamiento de las estructuras de dirección, como en el aporte de sus cuadros y militantes”.

Se planteó “seguir avanzando en construir la correlación de fuerzas favorable para resolver la contradicción democracia neoliberalismo”.

Se dice que el PC discutirá fórmulas para “el trabajo y funcionamiento partidario”, para implementar las políticas que se establezcan para el periodo.

En una reciente entrevista con El Siglo, el secretario general de la organización, Lautaro Carmona, señaló que en esta fase “el Partido Comunista está en una sana y responsable auto exigencia, de sacar las enseñanza del periodo anterior”.

Planteó que, entre otras cosas, “yo creo que se requieren acentuaciones, por ejemplo, hace falta ir más lejos en una amplia unidad de los partidos, así como en el plano del movimiento social”. Además, Carmona planteó “ver de qué manera los comunistas somos más eficaces contribuyendo al proceso de transformaciones en la sociedad chilena. Eso pasa por revisar la calidad de relación entre la política y los dirigentes del partido con el movimiento social y de masas”.

El secretario general indicó también el aspecto electivo y apuntó a una necesidad de que “crezca la influencia electoral de los comunistas en el país…Hay un propósito al que le doy mucha importancia, que es incrementar la influencia electoral del Partido Comunista”.