Se discutieron temas medulares para la isla como niñez, igualdad de género, educación, cultura, ciencia y desarrollo local; los cuales serán sometidos a consulta popular.

Susana Antón. Granma. En el análisis del proyecto de reforma constitucional otros temas abordados fueron La atención a la niñez, la adolescencia y la juventud; educación, cultura y ciencia, y el desarrollo local.

Respecto a la protección de niños, adolescentes y jóvenes, la diputada Yinet Infante, por el municipio Boyeros, propuso agregar, en el artículo 72, donde solo se refiere a que el Estado, la sociedad y la familia deben prestarles atención, la obligatoriedad de la protección, tal como se establece en la convención internacional de la que somos signatarios.

La propuesta resultó aprobada una vez que la representante Yanet Hernández, por el municipio La Lisa, se refirió a su importancia.

Danis Díaz Pereira, referente al artículo 74, sostuvo el criterio de sumar, a la responsabilidad del Estado en la atención de las personas discapacitadas, el papel de la sociedad y las familias, con la consiguiente necesidad de especificar los límites de cada uno.

En tanto, Daicar Saladrigas consideró agregar, en el artículo 88, entre los derechos de los ciudadanos, lo referido a la seguridad alimentaria, de manera que se especifique que el Estado trabaja para garantizar ese derecho. Ambas modificaciones fueron aceptadas.

Referente al Artículo 95, la diputada Yinet Infante se refirió al inciso c), donde se habla sobre la política educativa y cultural.

En el mismo se menciona la protección al medioambiente y los recursos naturales; por lo que propuso incluir en este artículo la promoción de la cultura medioambiental.

Sobre el tema, Elier Ramírez, miembro de la Comisión que trabajó la elaboración del proyecto constitucional, explica que no es necesario especificarlo, a lo que Homero Acosta expone que el concepto usado ya de por sí es integrador.

Aramis Padilla Martínez, diputado por el municipio Güines, propone que la creación artística es libre y su contenido respeta los valores de la sociedad socialista cubana.

Sobre el Inciso j), del mismo artículo, expresó que hablar de riqueza artística resulta indefinido, y propone como término proteger y salvaguardar un conjunto de saberes, valores de carácter patrimonial e histórico, un concepto que recoge mejor la igualdad y diversidad en la cultura.

Por su parte, José Luis Toledo expresó que, sobre el término riqueza, se habla de valores inmateriales como los artísticos, patrimoniales e históricos, y la política educacional atiende lo referente a defender la identidad de todos los valores.

Referente a este artículo, Homero Acosta recalcó que la defensa de la identidad y cultura cubana tiene una amplitud, por ello no cree necesario incorporar los saberes que son más imprecisos.

Sin embargo, Lilian Mendoza Estrada, diputada por el municipio Calimete recalcó la necesidad de establecer la palabra salvaguarda, en vez de proteger, pues así lo declara la UNESCO para este tipo de bienes y no se limita solo a la conservación.

Al respecto, el Doctor Eduardo Torres Cuevas sugirió que la comisión estudie los términos que se proponen porque una respuesta así es apresurada y se debe traer una solución.

Otros diputados insistieron sobre el tema de los monumentos locales ante la preocupación de que este término quedase fuera, aunque la ley de la protección a los monumentos existe.

Relativo al mismo artículo, el diputado Luis Morlote agregó que se puede resolver el tema de establecer una categoría de monumento local y nacional resumiéndolo en monumentos de la nación, un término que engloba ambos.

Luego de varias intervenciones referidas a los términos intendente y gobernador, se llamó la atención sobre que serán sometidos a la consulta popular.

Al abordar la importancia de la autonomía municipal y el desarrollo local, quedó evidenciado el papel del delegado y el Consejo Popular. Esta última instancia, según refirieron algunos diputados, si bien no tiene la función de controlar a las entidades nacionales que, por cuestiones geográficas, se encuentra en su demarcación, tiene el deber de dirigirse al presidente de la Asamblea Municipal y convocar a los factores que sean necesarios, para solucionar las problemáticas que estas presentan cuando estén afectando o interfieran en el buen funcionamiento de la comunidad.

El diputado Ramón Estévez Solis, por Ciego de Ávila, sugirió que después de aprobada la Constitución, los procesos de rendición de cuenta se realicen una vez al año, lo que facilitará contar con un término apropiado, para buscar alternativas de soluciones a los problemas.

Igualdad de género, matrimonio y familia

Como parte del análisis que tiene lugar del Proyecto de Constitución en el Primer período ordinario de sesiones de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular algunos de los temas tratados fueron la igualdad de género, matrimonio y familia como parte de lo expuesto en el Artículo 68.

Mariela Castro Espín, diputada por el municipio Plaza de la Revolución, comentó que con el Artículo 68 Cuba se sitúa, desde una perspectiva de protección integral a las personas por su orientación sexual e identidad de género, entre los países de vanguardia en el reconocimiento y garantía de los derechos humanos.

«Esta propuesta de protección es resultado de la madurez alcanzada por el proceso revolucionario que legitima y ampara relaciones sociales que se materializan en varios tipos de familias de lo cual se desprende el deber del Estado de protegerlas y no discriminarlas», aseguró.

La diputada manifestó su conformidad con lo expuesto en el Artículo 68 que concibe a la unión voluntariamente concertada entre dos personas con aptitud legal para ello y descansa en los derechos y deberes de los cónyuges.

Castro Espín sometió a valoración del plenario que la continuación del texto en dicho Artículo se deje para la legislación por ser específico y referirse a las obligaciones de las parejas que optan por ser madres y padres, además de que descansa en la igualdad absoluta de los deberes y derechos de los cónyuges y en las condiciones que favorezcan integralmente la consecución de sus fines.

«Resultaría una contradicción axiológica y normativa en la letra del anteproyecto constitucional entre las causales de discriminación la orientación sexual y la identidad de género en los Artículos 39 y 40 y discriminemos a las familias homoparentales en el artículo 68», agregó.

Por otro lado, la diputada destacó que en Artículo 41 se estipula que el Estado trabaja por crear las condiciones necesarias que faciliten la igualdad de la ciudadanía y «la mejor manera de decir es hacer», concluyó su intervención.

Por su parte, la Secretaria General de la Federación de Mujeres Cubanas Teresa Amarelle Boué, comentó que es un paso de avance el hecho de que se haya quitado que el matrimonio es la unión consensuada entre un hombre y una mujer.

Sin embargo, en este Artículo no se habla de adopción, y este es un tema que se debe dejar para el Código de Familia y que este sea el que regule cómo va a ser el matrimonio y otras cuestiones.

«No se puede discriminar a nadie por su orientación. Todos los derechos para todas las personas y corresponde a las parejas que quieren ser madre y padres decidir al respecto», manifestó Teresa Amarelle.

Sobre el tema, Homero Acosta comentó que el concepto de marimono que se ha cambiado tiene una repercusión en la continuación del Artículo pues tiene una visión de familia monoparental y las cuestiones vinculadas a los hijos tienen otra formulación en el articulado.

La cuestión de los hijos está regulada en los artículos 69, 70, 72, donde se habla de un concepto de familia. «En nada limita la obligación de los padres cualquiera que sea el matrimonio en que se constituya», destacó.

Yolanda Ferrer, diputada por Pinar del Río, comentó que el matrimonio tiene que descansar en la igualdad absoluta de los deberes y derechos de los cónyuges y la ley tiene que determinar la forma en que se constituye.

«Estamos dando un primer paso revolucionario y muy importante. No existe ninguna justificación de privar la felicidad de constituir una familia. Tenemos que enfrentar prejuicios y que la justicia que defendemos sea inclusiva», expresó.

Al volver a tomar la palabra, la diputada Mariela Castro Espín expuso que «si consideramos el tema reproductivo debemos ser consecuentes en dar esas garantías a todas las familias».

De igual forma, Miguel Barnet comentó que estamos inaugurando una nueva era. «Esta es una Constitución dialéctica y moderna, si hay que romper la tradición se hace, porque romper la tradición es también un acto revolucionario y en el socialismo no cabe ningún tipo de discriminación a los humanos. El amor no tiene sexo», enfatizó.

Al concluir el debate en plenaria sobre el tema, los diputados coincidieron en dejar el Artículo 68 tal como está establecido e incluir los términos las familias en toda la Constitución.

“Estamos ante un proyecto que fortalecerá la unidad de los cubanos”

Durante las palabras de clausura del Primer período ordinario de sesiones de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y Ministros se refirió a la importancia de los debates del anteproyecto de Constitución.

«Precisamente el año en que conmemoraremos el150 aniversario del inicio de las guerras de independencia de Cuba y como expresión de que en el presente continuamos las luchas revolucionarias que nos han distinguido por más de una centuria y media, se desarrolla esta histórica sesión de la Asamblea Nacional», expresó.

Sobre este proceso, el presidente cubano recalcó que es de enorme significación por dos razones fundamentales: la aprobación del Proyecto de Constitución de la República y la presentación del Consejo de Ministros.

«Soy un presidente afortunado, no solo por el extraordinario pueblo al que debo servir, sino por la excepcionalidad de quienes me han precedido. Todo lo que hemos hecho en estos primeros meses se orienta al objetivo primordial de servir a Cuba, con el oído pegado a la tierra y con los ojos bien abiertos como ha pedido Raúl», expuso.

En otro momento, Díaz-Canel se refirió a cómo nuestro país ha superado a las naciones en similares situaciones económicas en prácticamente todos los índices de desarrollo humano y «vamos por más», aseguró.

Es lo que buscamos con la profunda reforma a nuestra constitución, obligada a actualizarse para que la institucionalidad se fortalezca y, con ella, el modelo económico social aprobado por el VI y VII Congreso del Partido, aseveró.

El presidente cubano recalcó que se ha debatido en varias sesiones el Proyecto de Constitución de la República donde ha sido muy útil y provechoso el estudio previo y el debate sostenido en estos días.

«Debate apasionado, comprometido, crítico y aportador, centrado desde el humanismo de Fidel y Raúl y la sensibilidad revolucionaria que ha reconocido las labores de la comisión encargada de redactar y presentar el proyecto de constitución liderado por el general de Ejército», manifestó.

El mandatario afirmó que estamos ante un proyecto que también contribuirá, luego de la consulta popular y el referendo, a fortalecer la unidad de los cubanos en torno a la Revolución.

En los próximos días, expresó Díaz-Canel, comenzará la preparación de los compañeros seleccionados en cada una de las provincias para llevar adelante el proceso de consulta popular.

«Este ejercicio de participación directa del pueblo adquiere relevancia política y será un reflejo más de que la revolución se sustenta es la más genuina democracia», enfatizó.

Díaz Canel felicitó a los compañeros promovidos o ratificados en sus cargos recientemente, y reconoció la consagración al trabajo y actitud mantenida en el cumplimiento del deber, de quienes fueron relevados de sus funciones.

El máximo órgano de gobierno deberá desarrollar su labor en una difícil coyuntura signada por la complejidad del escenario internacional, en particular de nuestra región, dijo.

Refirió que el comportamiento de la economía en el primer semestre cierra con un discreto crecimiento del PIB del 1.1 %, que no por discreto deja de ser alentador en medio de tantos factores adversos.

Se mantiene una tensa situación en las finanzas externas, debido al no cumplimiento de los ingresos planificados por exportaciones, el turismo y la producción azucarera, además de los daños ocasionados por la prolongada sequía, seguidos por los destrozos del huracán Irma, y luego la ocurrencia de intensas lluvias.

Esta situación nos obliga a volcarnos en el segundo semestre en las vías de control de los principales aseguramientos del plan 2018, encaminadas a trabajar con mayor precisión las decisiones en materia de importaciones y otros gastos en divisas. Para lograrlo, expresó, debemos apelar al máximo aprovechamiento y uso eficiente de los recursos disponibles.

El presidente llamó la atención sobre el estricto control y uso racional y eficiente de todos los recursos materiales y financiero con que contamos, y definir un plan de la economía 2019 objetivo, realista y sostenible, que parta de bases sólidas y realizables.

El consejo de ministerios aprobado se entregará por entero al pueblo y la revolución, con un estilo de dirección colectiva, incansablemente actuando, creando y trabajando, por responder a las demandas y necesidades, en vínculo permanente con nuestra gente humilde, generosa y noble.

Animaremos el ejercicio de un estilo de trabajo que acerque más la gestión del gobierno central al ámbito de los gobiernos locales, favoreciendo la eliminación de trabas y mecanismos burocráticos que demoren decisiones, la rendición de cuentas de los dirigentes e instituciones gubernamentales , el chequeo sistemático de los programas de desarrollo, la defensa de la salud pública, la educación y la cultura nacional, la comunicación social, la informatización, la investigación y la innovación, como pilares de la gestión gubernamental.

Insistió, asimismo, en librar la batalla contra la corrupción, las ilegalidades, las adicciones y las indisciplinas sociales.

 

Foto: Juvenal Balán