El diputado Daniel Núñez dijo que el empresario debe preocuparse de la contaminación en “Los Pelambres” que perjudica a las comunidades de Cuncumén y Tranquilla.

Daniela Pizarro. Periodista. Una compleja situación están viviendo los pobladores de las localidades de Cuncumén y Tranquilla, comuna de Salamanca –región de Coquimbo-, a causa de la contaminación que está generando la minera Los Pelambres por los desechos químicos que evacuan en el tranque relave Los Quillayes. La más complicada se vivió en los últimos días cuando se levantó polvo químico que caía como lluvia sobre la población. A causa de ello los vecinos a modo de protesta cortaron los caminos de acceso a la minera.

Pero las irregularidades de la minera no son nuevas, ya que desde su instalación incumplieron varias normas sobre derrames de desechos, además, de realizar millonarias donaciones a la Municipalidad de Salamanca, a pesar de que dichas instituciones tienen prohibido recibir esos tipos de aportes. Todo apunta a que los pagos se hicieron con el fin de que la jefatura comunal pudiera intervenir en la comunidad frente a los numerosos conflictos ambientales que mantienen con la privada.

Este viernes decenas de carabineros de Fuerzas Especiales llegaron a Los Quillayes para disuadir a los vecinos y abrir el paso a la minera, por orden del gobernador provincial de Choapa, Rodolfo Zúñiga. La intervención policial fue tan brutal que dejó a cinco personas heridas a balas y balines, hechos que relató a ElSiglo.cl el diputado del Partido Comunista por la región, Daniel Núñez, quien justo ese día fue invitado para participar de una Asamblea en el lugar.

El parlamentario dijo que el único responsable de la represión policial es el gobernador, porque “prácticamente actuó como un gerente de Pelambres, cuidando el negocio de los señores Luksic”.

Asimismo, Núñez llamó a Andrónico Luksic, dueño de la minera, a hacerse responsable de la situación que generó la contaminación de la empresa.

Usted justo estaba en el lugar cuando llegaron las Fuerzas Especiales de Carabineros ¿Qué ocurrió?

Asistí a una asamblea de pobladores de Cuncumén y Tranquilla que son las localidades que están continuas a la planta relave de la minera Los Pelambres y cuando estaba llegando me avisan que carabineros estaba reprimiendo para despejar la carretera, pero no solo fue para eso lo que ya es grave, había una ocupación policial de todo el pueblo de Cuncumén y eso implicó que muchos vecinos que no estaban participando en la protesta fueran detenidos en la calle sin ninguna justificación y eso enardeció más los ánimos de todos los vecinos, fue una protesta muy masiva y hubo mucha violencia de parte de carabineros.

El saldo fue de cinco heridos, uno con herida a bala, tres con balines y también un caballero que fue brutalmente golpeado y ahora está detenido en la Comisaría de Salamanca.

Esto fue algo absolutamente inusitado y yo responsabilizo de esta situación al gobernador provincial de Choapa, Rodolfo Zúñiga, porque él dio la orden y actuó pensando prácticamente como un gerente de Pelambres, cuidando el negocio de los señores Luksic y totalmente indiferente al riesgo que provocó con la represión de carabineros.

¿Se llevará esta situación al Instituto Nacional de Derechos Humanos?

Hablé con Cecilia Piña, directora regional del Instituto de Derechos Humanos, y ella se comprometió a estar a primera hora del día lunes para reunir los antecedentes para interponer una querella criminal contra carabineros por las acciones de violencia en contra de los vecinos de Cuncumén y Tranquilla. Además, para ver el caso de Germán Olivares, que es el caballero que está detenido y que fue maltratado por carabineros.

La empresa dijo que esta situación fue puntual ¿Cuál es la situación real de contaminación?

La contaminación fue muy grave, porque todo el polvo que levanta el tranque son los materiales tóxicos y caen como lluvia sobre las casas de los vecinos de Cuncumén y Tranquilla y esto puede seguir ocurriendo, por eso está la demanda que tiene los pobladores que es que la minera deje de ocupar este tranque relave que se llama Los Quillayes y que está en proceso de cierre y que no tenga ningún tipo de uso, ahora tiene un uso de emergencia y permanentemente van botando material ahí.

La minera Los Pelambres tiene que hacerse cargo de estos problemas ambientales que está generando, porque no puede poner en riesgo la salud de adultos mayores y niños, solo por su afán de enriquecerse y tomar las medidas de compensación y para evitar los riesgos de la comunidad.

La minera hizo donaciones millonarias a la Municipalidad de Salamanca ¿Podría influir ello para que desde ahí se tranquilice a la comunidad y no se exija a la privada?

Ayer estuvieron presentes varios concejales de Salamanca en la movilización, quiero destacar el papel que tuvo Luis Alegre, intentando todo el tiempo que carabineros cesara en su represión, también se hizo presente el alcalde de Salamanca, por lo que nosotros esperamos que haya una mesa de negociación, que el gobierno asuma el compromiso que me manifestó a mí el ministro Gonzalo Blumel –Secretario General de la Presidencia- de que por lo menos en estos días no iba a actuar carabineros, para que se pudiera establecer la mesa para que la minera acceda a las demandas de los vecinos.

En tanto, el gobernador echó encima sin ningún tipo de criterio a carabineros sobre los pobladores, por tanto, es muy difícil confiar en él, pero te adelanto que, si en estos días vuelven a existir episodios de represión y estallan situaciones más graves, el único responsable de todo esto será el gobernador Rodolfo Zuñiga.

Usted interpeló a Andrónico Luksic por su rol como dueño de Los Pelambres

Exactamente, el señor Luksic está dedicado a la farándula, a ofrecer regalos a la gente por las redes sociales y lo que nosotros le pedimos es que tenga un poquito de seriedad y humanidad y se haga cargo de los conflictos que genera su negocio. Le debe ordenar a los gerentes de la minera Los Pelambres que solucionen este problema, porque la verdad es que es lo mínimo que puede hacer un multimillonario que hoy día se está enriqueciendo a costa de salud de todos los vecinos de Cuncumén y Tranquilla.

Foto: Juan Castro