“Legaliza la discriminación laboral contra los jóvenes”, dijo Camila Vallejo. “No tendrán derecho a negociación, ni derecho a indemnizaciones”, señaló Teillier.

Santiago. El ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, presentó una propuesta de Estatuto Laboral para Jóvenes que plantea la creación de un contrato especial para jóvenes entre 18 y 24 años que se encuentren estudiando en algún establecimiento educacional reconocido por el Estado. El principal argumento que se esgrime para fundamentar su creación se basa en el bajo porcentaje de jóvenes estudiantes insertos en el mundo del trabajo (9%).

La propuesta legal busca establecer una regulación acorde a las necesidades de los estudiantes trabajadores que se encuentren cursando estudios regulares o en vías de titulación, en alguna institución de educación superior universitaria o técnica reconocida por el Estado o en entidades ejecutoras de programas de nivelación de estudios, que quieran compatibilizar sus responsabilidades académicas con una actividad laboral.

Dicho proyecto se discutió en las Comisiones de la Cámara de Diputados, este miércoles comenzó su discusión en la Sala y será votado este jueves 12 de julio. En ese marco, las negociaciones no cesan, ya que agrupaciones de trabajadores y un amplio sector de la oposición está en contra de la iniciativa, porque precarizaría el empleo juvenil, incluso, según trascendidos, ya estarían listos los votos para su rechazo.

El presidente de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (Anef), Carlos Insunza, explicó que “no es viable que trabajadores puedan pasar cerca de un cuarto de su vida laboral, entre los 18 y los 29 años, bajo un contrato de formato especial, que afectará no sólo el desarrollo de sus remuneraciones, sino que también la posibilidad de percibir una pensión digna al final de su vida laborar y al momento que les corresponda pensionarse”.

“Este Proyecto de Ley constituye un profundo retroceso en la construcción del trabajo decente y de avanzar en modalidades de trabajo que promuevan el empleo juvenil en nuestro país. El formato de jornada de Contrato Alternativo o fragmentado le permitirá, al empleador, gracias a su condición privilegiada de poder, pagar sólo el tiempo que él considere trabajado” añadió.

Además, el dirigente expuso que “al fragmentar la jornada se establecerán períodos de descansos muy estrechos que no le permitirán al trabajador contemplar u ocupar ese tiempo en realizar otras actividades, quedando en la práctica a disposición del empleador tiempo completo. Al romper con la continuidad de la jornada laboral, se romperá con el principio básico de protección de los derechos de los trabajadores”.

En tanto, el diputado y presidente del Partido Comunista (PC),  Guillermo Teillier, expresó que “estamos muy preocupados porque este proyecto pasó muy rápidamente por la Comisión de Trabajo y Hacienda. Hasta el momento sólo el PC y PS nos hemos mostrado abiertamente contrarios a este proyecto, que incluso en otras bancadas se apoya”.

“El proyecto efectivamente regula el empleo juvenil, pero al regularlo permite que los jóvenes puedan trabajar, pero prácticamente sin ningún derecho. No tendrán derecho a negociación, ni derecho a indemnizaciones y a una serie de derechos sindicales que sí tienen el resto de sindicatos y trabajadores”, agregó.

La diputada del PC, Camila Vallejo, señaló que “el estatuto Joven legaliza la discriminación laboral contra los jóvenes. Las más afectadas una vez más serán las mujeres, que ya deben cumplir triple labor: estudiar, trabajo remunerado y trabajo doméstico”.

En tanto, el parlamentario del PC, Daniel Núñez, dijo que “el Ministro del Trabajo Nicola´s Monckeberg miente, nuevo estatuto laboral juvenil precariza el empleo. Se pierden derechos.  Cuando el joven cumpla 29 años o deje de estudiar, el trabajador joven quedará cesante sin indemnización”.

En ese marco, la Juventud Socialista (JS) junto a las Juventudes Comunistas (JJCC), protestaron a las afueras de La Moneda en rechazo al proyecto de Estatuto Laboral para Jóvenes Estudiantes impulsado por el Gobierno.

La presidenta de la JS, Nicole Cardoch, aseguró que “de ser aprobado el proyecto tal cual está planteado, se afectará la estabilidad laboral de trabajadores/as adultos, debido a los abusos que los empleadores puedan llevar a cabo al sustituir a los trabajadores por jóvenes contratados bajo este estatuto especial, a menor costo”.

Asimismo, el presidente de las JJCC, Camilo Sánchez, hizo un llamado a rechazar el proyecto en cuestión, el cual a su juicio “busca restar derechos a la juventud trabajadora, abaratar su mano de obra, y en consecuencia beneficiar las utilidades del empresariado. Todo esto sin diálogo con el movimiento estudiantil ni dirigentes sindicales”.

“Éste podría ser un pago de favores políticos a vista y paciencia de todo el país, y a costa de los derechos laborales de la juventud chilena”, manifestó Sánchez.