Parlamentarios de la oposición llegaron hasta la Corte Suprema donde ingresaron la solicitud de remoción del Fiscal Nacional.  

Santiago. Por la forma en cómo se cerraron los procesos de financiamiento irregular de la política y cohecho, especialmente el Caso Penta que terminó con clases de ética para los responsables, un grupo de diputados y dirigentes de oposición ingresaron en la Corte Suprema una solicitud de destitución del Fiscal Nacional Jorge Abbott.

La petición cuenta con las firmas de parlamentarios de los Partidos Humanista, Comunista, Socialista, Por la Democracia, Progresista, Movimiento Autonomista, Izquierda Autónoma, Izquierda Libertaria y Federación Regionalista Verde Social.

La diputada frenteamplista, Claudia Mix, explicó que “la principal causa de nuestra solicitud es negligencia manifiesta en el ejercicio de sus funciones” y agregó que “hoy es un día histórico, es primera vez que en este país después de casi 30 años de democracia se empiecen a ocupar los instrumentos para fiscalizar, esperamos que la Corte Suprema le dé señales al país de que está en contra de la corrupción”.

“Tenemos un documento bien elaborado jurídicamente y esperamos que sea admisible y que siga avanzando, pero independiente de eso, estamos seguros que es lo que hay que hacer”, expuso Mix.

La ex candidata presidencial del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, indicó que “hoy confiamos menos en la Fiscalía Nacional después de lo que conocimos en el caso Penta. Yo me pregunto cuánto de eso tiene que ver con el rol que ha jugado el Fiscal Nacional, Jorge Abbott. Creo que estamos acá porque, de una vez en este país, hay que hacer lo que hay que hacer”.

“Por eso venimos hasta la Corte Suprema con una solicitud que es muy importante. Hoy tienen que decirnos si efectivamente los delitos de cuello y corbata en este país van a tener la misma pena que otro tipo de delitos. Si una persona roba un celular termina presa y qué pasa con personas que han estado robándole al fisco durante años”, recalcó.

En la misma línea el diputado del Partido Humanista, Tomás Hirsch, señaló  que la salida de Abbott es un “imperativo ético, porque es inaceptable que sigamos teniendo impunidad en el país” y subrayó que “hay una serie de situaciones gravísimas” que protagonizó el Fiscal Nacional como las reuniones que mantuvo en el marco del Caso Penta.

En tanto, el diputado del Movimiento Autonomista, Gonzalo Winter, destacó que “Abbott ha implantado una doctrina que se resume en una idea muy sencilla: A los políticos se les debe juzgar de una manera por impunidad y a los ciudadanos comunes y corrientes se les debe juzgar de otra manera. Nosotros tenemos la obligación de velar por la igualdad ante la ley”.