El juez de apelaciones brasileño Rogerio Favreto ordenó la liberación del ex presidente, luego la canceló y antes del cierre de esta nota decretó la libertad inmediata.

Russia Today. El juez del Tribunal Regional Federal 4 (TRF-4) de Porto Alegre, Rogério Favreto, volvió a ordenar la liberación del expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, en un plazo de una hora, en un tercer despacho publicado este domingo. El plazo ha vencido a las 17:12 (hora local), informó OGlobo.

En su fallo, el magistrado afirmó que no desafía las decisiones anteriores del Tribunal Regional Federal 4 (TRF-4) o cualquier otra instancia superior, “mucho menos la decisión del magistrado de la 13ª Vara Federal de Curitiba”, en referencia al juez federal João Pedro Gebran Neto. Sin embargo, Rogério Favreto indicó que Gebran Neto –quien bloqueó la liberación de Lula– no tiene competencia jurisdiccional en el recurso en curso.

Horas antes, el juez Favreto solicitó la liberación de Lula mediante una orden que fue elevada tras el pedido de ‘habeas corpus’ de los diputados Wadih Damous, Paulo Pimenta y Paulo Teixeira.

De acuerdo con el despacho judicial, se determinó la suspensión de su detención por no haber fundamento jurídico. La liberación del exmandatario deberá cumplirse “en régimen de urgencia” este 8 de julio luego de presentarse ante la entidad carcelaria el documento oficial que lo ordena.

Bloqueo inmediato

No obstante, el accionar fue de inmediato criticado por Sergio Moro, el juez que condenó a Lula, quien acusó a Favreto de no tener la “competencia suficiente” para tomar esa decisión, y al colegiado del tribunal de carecer de los “poderes suficientes” para autorizar su salida. Asimismo, el juez federal João Pedro Gebran Neto, involucrado en los procesos del caso de corrupción Lava Jato, determinó que no debe cumplirse la decisión del magistrado Rogério Favreto de liberar al expresidente brasileño.

Gebran Neto, responsable de analizar y juzgar los recursos de todos los presos condenados por Lava Jato, plasmó su decisión en un documento oficial. En este reiteró su autoridad en el caso del exmandatario y aseguró que la tramitación del ‘habeas corpus’ debe ser revisada por él.