Hugo Gutiérrez presentó un proyecto que busca que por razones éticas, morales o religiosas se pueda evadir la instancia.

Valparaíso. El diputado del Partido Comunista (PC), Hugo Gutiérrez, presentó un proyecto de ley que establece la objeción de conciencia para el Servicio Militar Obligatorio, algo que hasta la fecha no contempla el ordenamiento jurídico chileno. A juicio del parlamentario, es el único caso en que la legislación chilena debería contemplarse una “objeción de conciencia”.

Uno de los conceptos ampliamente debatidos durante los últimos meses es en torno a la “objeción de conciencia” a propósito de la ley de interrupción voluntaria del embarazo y la creación en el Tribunal Constitucional del concepto “objeción de conciencia institucional”.

El diputado explicó que “la moción viene a hacer un reconocimiento a lo que es a mi entender el caso más claro y evidente  de objeción de conciencia que debería estar en nuestro ordenamiento jurídico, como es la objeción de conciencia al Servicio Militar. No hay ninguna duda a nivel internacional, y así lo reconocen todos los tratados internacionales sobre Derechos Humanos, el sistema de protección de DDHH y la legislación comparada, de que la objeción de conciencia a una carga como lo es el entrenamiento para la guerra, debería tener objetores desde el punto de vista ético, moral o religioso, porque no es posible obligar a un ser humano a portar armas o ir a la guerra cuando él está por la paz”.

El parlamentario criticó que a propósito del debate sobre 3 causales, se haya entregado objeción de conciencia no solo a médicos, sino que también a las instituciones de salud, lo que resulta a su parecer “absurdo”.

“El único caso que debería estar contemplado en nuestro ordenamiento jurídico, como lo es la objeción de conciencia al servicio militar obligatorio, no lo está. Debemos dar este gran paso que va en directo interés con nuestro jóvenes, que no están por ir a guerras, no portar armas, al contrario, están por el trabajo voluntario, por la solidaridad, están por otras formas distintas para contribuir al estado donde viven y no precisamente siendo preparados para una guerra”, concluyó el diputado Gutiérrez.

En términos específicos, el proyecto agrega al artículo 42 de la Ley 2.306 el numeral que señala “las personas que en razón de una convicción de orden religioso, ético, moral, humanitario, filosófico u otros de la misma naturaleza, sean reconocidos como objetores de conciencia”.