“Lota: Las Mujeres del Carbón” se presentará el 7 y 8 de agosto en el Teatro Nescafé de las Artes para luego itinerar por regiones.

Santiago. La búsqueda creativa del chileno Pedro Fernández, con el flamenco como herramienta de expresión, ha sido intensa. Siempre ha combinado esa manifestación artística con el espíritu latino: con el tango en “Flamenco Arrabalero”, con versos de Pablo Neruda, letras de Eduardo Gatti y canciones populares. Ahora dio un paso más y se zambulló en la cultura del sur de Chile en un espectáculo concebido y montado en Madrid, su casa desde hace casi una década: “Lota: Las Mujeres del Carbón”, donde narra el acontecer de la sociedad lotina antes y después del cierre de las minas, en 1997, a través de la mirada femenina.

La obra, donde participan 8 bailarines españoles más Fernández, llegará a Chile gracias al FONDART, para presentase en el Teatro Nescafé de las Artes los días 7 y 8 de agosto, en el Teatro Regional del Maule (9 de agosto), Teatro Municipal de Chillán (10 de agosto), Teatro Municipal de Temuco (11 de agosto) y (Teatro Regional del Biobío) 12 de agosto. Además, ofrecerá una función en el Pabellón 83 de Lota y dos ensayos abiertos (estudiantes y público general) en Talagante.

Su interés en el cierre de las minas del carbón surgió después de escuchar un testimonio. “En España conocí a una chilena de familia lotina. Le empecé a preguntar y me maravilló el espíritu fraternal que se respiraba. Había un horno comunitario, las mujeres se prestaban el pan, la leche y luego se los devolvían. Había confianza en el otro. Eso se perdió con el cierre de las minas”, precisa.

“Lota: Las Mujeres del Carbón” se estructura en tres partes: la fraternidad o cómo las mujeres viven en torno al horno y el lavadero común; la Leyenda de la Taco Alto, mujer que según cuentan fue enterrada viva en la mina y cuyos tacos se escuchan en los pabellones; y, finalmente, la gran huelga y el cierre de las faenas.

Para el coreógrafo, el flamenco es ideal para contar ésta y otras historias. “El flamenco se formó de muchas culturas, sabe de persecución y dolor, tiene mucha carga emotiva. Lo uso como herramienta expresiva”, argumenta.

A la fuerza del taconeo sumó su amor por la música de Violeta Parra. “Ella creó unas letras muy poderosas, que pueden habitar el cante flamenco”, dice.  “Qué Pena Siente el Alma”, “Maldigo del Alto Cielo”, “La Jardinera”, “Qué he Sacado con Quererte”, “El Amor” y “Mazúrquica Modérnica”, son algunas de las canciones utilizadas. Además, aparece un fragmento de “El Pueblo Unido”, de Quilapayún.

El pañuelo es el gran hilo conductor de las escenas: “Este elemento se transforma. En la escena del horno los pañuelos hechos bolas son el pan que amasan las mujeres, y cuando están contentas se los lanzan y juegan con ellos. En la escena de la violencia de género un hombre lo usa como arma; finalmente, en la marcha se convierten en piedras”.

Los intérpretes fueron seleccionados mediante audición, y el mismo Fernández se sumó a la obra interpretando un personaje que representa el poder político-económico.

Este trabajo fue posible gracias a que en 2016 el bailarín y coreógrafo ganó una residencia de creación artística en el Centro de Danza Canal, complejo madrileño que se dedica a promover la creación y la investigación en torno a las artes del movimiento. Durante tres meses el artista se encerró con su elenco, para luego presentar los resultados en el ciclo En Crudo, que abre las residencias al público.

En julio del año pasado la obra tuvo un excelente estreno en el Teatro Paco Rabal, ubicado en plena capital española. Luego, Pedro la postuló a una gira por la Red de Teatros de la Comunidad de Madrid. Y, aunque cada semestre postulan alrededor de cien espectáculos de todos los géneros de danza, el suyo quedó entre los once escogidos. “Lota: Las Mujeres del Carbón” fue seleccionada por dos municipios de Madrid:   La Cabrera, donde se presentó el 14 de abril, y Torrejón de Ardoz, el 14 de mayo.

A su regreso desde Chile, el espectáculo está programado el 5 de octubre en Teatro Pilar Bardem, y el 6 de octubre en el Teatro de Becerril de la Sierra, consiguiendo ser seleccionados por segundo semestre consecutivo en la Red de Teatros de la Comunidad de Madrid

Para asegurarse de que la historia se entendiera teatralmente, Fernández convocó como directora de escena a Cristine Hucke, régie chilena que estudia un máster de dirección de ópera en Verona. Luego, para el estreno en Madrid y la Red de Teatros, colaboró como Director Teatral el actor español Pedro Bachura.  A él se suman David Mínguez en la escenografía, que viaja a Chile junto al guitarrista José Arenas, también españoles.

Ficha artística

Coreografía, guión y dirección: Pedro Fernández Embrujo

Directora de escena: Christine Hucke

Diseño de escenografía, iluminación, apoyo dirección de escena: David Mínguez

Colaboración dirección teatral: Pedro Bachura, Arlette Ibarra

Producción: Claudia Chacón Capdeville

Bailarines: Pedro Fernández Embrujo, Irene Hernández, Alejandra Rodríguez, María Gayubo, Silvia Martin, Lucía Martin, Montserrat Montenegro, Antonio Rosales, Jesús Lozano.

Músicos: Ángela Fernández (cante), José Arenas (guitarra) y Jorge Fernández (percusión).

Coordenadas

Teatro Nescafe: 7 y 8 de agosto 20:30 horas

Entradas desde $8000 a $25.000

Teatro Regional del Maule: 9 de agosto

Teatro Municipal de Chillán: 10 de agosto

Teatro Municipal de Temuco: 11 de agosto

Teatro Regional del Biobío: 12 de agosto

Muestra en el Pabellón 83 de LOTA: 13 de agosto

Muestra gratuita en el pabellón 83