Los actuales televidentes en nuestro país son -en general-  mayores de 34 hasta 65 años de edad, sobre todo mujeres, dueñas de casa, jubilados y pensionadas.

José Luis Córdova

Periodista

Según últimos estudios, los actuales televidentes en nuestro país son -en general-  mayores de 34 hasta 65 años de edad, sobre todo mujeres, trabajadores (as) por cuenta propia, dueñas de casa, jubilados y pensionadas.

Ven televisión abierta por las mañanas y en la noche, hasta la hora de los noticiarios centrales. Es notable enterarse que los noticiarios tienen alta aceptación hasta pasados los 40 minutos de edición, es decir, cuando se han mostrado los temas principales del día, sobre todo hechos policiales o de coyuntura de actualidad, pocas veces políticos, Después, a otro canal.

Más selectiva es la teleaudiencia de teleseries o programas nocturnos de conversación del tipo “Primer Plano” de los viernes en CHV, “Efecto mariposa”, “Alerta máxima” y la serie “Perdona nuestros pecados” en el Mega son las excepciones, con un rating bastante aceptable.

Estos televidentes no son tan ingenuos ni desprevenidos como para no diferenciar entre los meros lectores de noticias (Ramón Ulloa, Mauricio Bustamante, Gonzalo Ramírez ) y opinantes hiperventilados (Matías del Río, Mónica Rincón, Fernando Paulsen). A propósito, en CCN insisten con la Rincón y Paulsen para las nuevas ofertas programáticas: “Marca registrada” y “En la barra”, esta última provechando el interés por el fútbol durante el actual Mundial de Rusia.

Otro aspecto curioso es que los famosos “lates”, de conversación nocturna con figuras como Soledad Onetto (“Más vale tarde”), Gonzalo Ramírez (“Llegó tu hora”) y otros, están siendo grabados para editarlos con mayor cuidado para prevenir situaciones enjosas o desafiantes en el actual panorama político, asi como ´para optimizar recursos y evitar extensas jornadas.

Párrafo aparte merecen espacios archi probados como el show “Vértigo” (Canal 13) con Diana Bolocco y Martín Cárcamo siempre ecipsados por las desenfadadas rutinas de “Yerko Puchento”; el último ícono de la frándula “Primer Plano”(CHV) con Francisca García Huidobro y Julio César Rodríguez  y “Pasapalabras” (Mega), remozado concurso de “conocimientos” y rapidez en las respuestas con Julián Elfenbein.

Perfiles y caracteres que no contribuyen precisamente al mejoramiento de la parrilla programática nacional. La gran pena de los canales de televisión abierta -todavía- es la ausencia de Chile en el Mundial de fútbol. Mientras, el canal de cables Directv se frota las manos transmientido los partidos mientras Carcuro, Schiapacasse y compañía se limitan a verlos por la tele.