Amanda Opazo -CONES- y Valeria Cárcamo –UNAB Viña del Mar- señalaron que se vienen más movilizaciones hasta no ver concretados los petitorios.

Daniela Pizarro A. Periodista. A principios de este año nadie sospechaba la inmensa ola feminista que coparía las pautas noticiosas, la movilización que generaría a nivel nacional y como se instalaría en la agenda nacional.

Para muchas y muchos ni siquiera el concepto feminista estaba claro -a ratos ahora tampoco-, sin embargo, principalmente  las estudiantes chilenas, tanto de la educación secundaria como de la superior, lograron instalar demandas históricas de las mujeres e incluso cambiar la ruta programática del conservador Gobierno de Sebastián Piñera que presentó la Agenda Mujer, que sigue siendo insuficiente para el movimiento, ya que no aborda uno de los temas principales: la educación no sexista. Muchos sectores políticos, académicos, institucionales, fueron interpelados.

En entrevista con ElSiglo.cl Amanda Opazo, vocera de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (CONES) y Valeria Cárcamo, vocera de la Asamblea de Mujeres de la Universidad Andrés Bello (UNAB) de Viña del Mar; se refirieron a los temas que logró plantear la revolución feminista y lo que se viene después de las movilizaciones.

Instalación de temas

Amanda Opazo: “Nosotros logramos instalar las demandas como una coyuntura nacional, no sé si a la agenda programática que tiene este Gobierno. Esta ola feminista no pasa solamente por lo de ahora, esta es una ola feminista histórica que cada cierto tiempo se vuelve a levantar fuertemente para mostrar la realidad que vivimos tanto las mujeres a nivel nacional como en el mundo, porque esto pasa no solo en Chile, esto no es ajeno, lo viven las mujeres de todas las clases sociales. Nosotros propiciamos esto para que sea un feminismo de clase que se plantea dentro del movimiento social”.

Valeria Cárcamo: “Las universidades privadas tienen políticas más complejas, por ejemplo no tienen políticas de aceptación para la diversidad sexual o la comunidad trans, entonces nosotros integramos eso en nuestro petitorio. Bajamos la toma hace una semana con el 95% del petitorio aprobado, pero esta movilización no termina. Nuestras demandas tuvieron cobertura de prensa en la región porque fuimos la primera universidad privada que se movilizó y porque es la universidad privada más grande, pero además, porque en nuestra toma estuvo como negociadora en primera instancia la gobernadora y la Seremi de Educación”.

“Agenda Mujer”

Amanda Opazo: “La del Gobierno es una agenda súper ajena a la realidad que estamos viviendo todas las mujeres. Nos parece bastante irónico que el Gobierno crea que resuelve las demandas del movimiento, principalmente la demanda de educación no sexista, presentando protocolos incompletos que no sabemos qué bajada van tener, además, donde no incluyen a la educación secundaria”.

Valeria Cárcamo: “La Agenda Mujer del Gobierno nos pareció nefasta, porque no cubre para nada las demandas que nosotras hemos llevado históricamente. Además, sentimos que solo fueron anuncios para los titulares porque en el Congreso la derecha vota y ha votado en contra de todos los proyectos que son a favor de las mujeres y eso nos dice que este Gobierno no es feminista, a ellos no les interesa avanzar en una educación no sexista”.

Aprobación Comisión de Género en el Parlamento

Amanda Opazo: “Creemos que los principales cambios se van a hacer en el Congreso, aparte de los movimientos, aunque sabemos que hay bancadas afines al Gobierno, que van a poner muchas trabas en esta materia. Pero al mismo tiempo creemos que es bastante positivo que empiecen a generarse cambios, porque ya es momento de realizar cambios históricos a nivel nacional, como lo vivimos el año pasado con la aprobación de la interrupción del embarazo en tres causales”.

Valeria Cárcamo: “Eso es súper positivo porque creo que a nivel nacional es un paso que se dio gracias a las manifestaciones y también es una respuesta de los parlamentarios y parlamentarias para sacar el estigma de que solo están para las elecciones, porque ahora están recogiendo las demandas que se enarbolaron a nivel país. Entonces, la creación de la Comisión o que se presenten proyectos de ley que abran la oportunidad de poder ir a las Comisiones para mostrar nuestra perspectiva es súper importante”.

Lo que se viene

Amanda Opazo: “Desde el mundo secundario nosotros vemos que es bastante fuerte el tema y no hemos estado tan presente como los universitarios, siendo que somos los principales afectados de la violencia machista, o sea, tenemos liceos separados por género, eso claramente muestra la necesidad de que empezar a avanzar en términos de educación secundaria y básica es bastante grande. No tenemos ni siquiera educación sexual, por tanto es momento de avanzar en esto y viendo las respuestas que ha dado el Gobierno lo más probable es que esto tendrá que ser por medio de la movilización, porque ellos no tienen ninguna intención de generar un diálogo con los menores de edad. Lo mismo que pasó con la Comisión de Infancia ahora lo vemos en la agenda programática donde llamaron a la Confech y no se llamó a los estudiantes secundarios”.

“Vamos a empezar a movilizarnos de a poco y hacemos un llamado para generar una fuerte movilización a nivel nacional, esto tiene que ser transversal, porque insisto en que nosotros los secundarios somos los principales afectados del machismo en la educación y eso no está visibilizado”.

Valeria Cárcamo: “Ahora tenemos que decidir cómo vamos a llevar a cabo las mesas de trabajo con la universidad, porque las movilizaciones y las tomas son un medio para abrir un camino para trabajar en las demandas, ahora se viene lo más importante que es ver cómo se van a materializar esos petitorios. Por ejemplo, en la Universidad Andrés Bello en 2016 también se llevó a cabo una movilización por el tema del lucro, pero en el trabajo no se llegó a nada en concreto”.

“Vamos a seguir movilizándonos hasta concretar las reivindicaciones y hacer el seguimiento de lo que se está haciendo”.