Más de 100 mil manifestantes coparon la principal avenida. En regiones, también, se registraron miles de participantes.

Santiago. La marcha convocada por la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones) y de la Coordinadora Feminista Universitaria (Cofeu), bajo la consigna “Precarización vivimos todas: A la calle estudiantes, migrantes, madres y trabajadoras”, se convirtió en una de las más masivas desde que detonó el movimiento feminista estudiantil. Fueron más de cien mil personas las que colmaron la calzada sur de la Alameda, desde la Plaza Baquedano hasta la Plaza Los Héroes en Santiago.

En regiones, también, se desplegó una exitosa convocatoria con más de cinco mil asistentes en Valparaíso, cientos de manifestantes en Arica y unos seiscientos en Puerto Montt.

Los disfraces y batucadas fueron la tónica en todas las movilizaciones, especialmente, en Santiago donde se vieron variadas expresiones artísticas.

Las demandas por una educación no sexista, por protocolos en casos de acoso en los establecimientos educaciones, fueron reiteradas, así como el rechazo a la Agenda Mujer que presentó el Gobierno, porque según las dirigentas “no da el ancho”.

La vocera de la Confeu, Amanda Mitrovic, indicó que “hoy tuvimos una gran convocatoria, alrededor de cien mil personas. No nos vamos a quedar tranquilas hasta que el Gobierno de una respuesta satisfactoria a nuestras demandas”.

“Aquí están involucradas las mujeres indígenas, subcontratadas, migrantes, las trabajadoras, no estamos solas. No vamos a paralizar esto hasta que logremos un cambio cultural”, agregó.

En tanto, la vocera de la Cones, Amanda Opazo, se refirió a las reivindicaciones que el Ejecutivo no ha tomado en cuenta. Expresó que “El ministro de Educación, Gerardo Varela, no es un interlocutor válido pero, al mismo tiempo, tampoco han adoptado las demandas que tenemos como secundarios de la desvinculación de Tomás Henríquez (jefe jurídico del Mineduc) o el seremi del Biobío (Fernando Peña) que nos trata de tontas, de mujeres que aprendemos más lentos”.

“No han escuchado ninguna de nuestras problemáticas, nos desalojan violentamente, atentando casi contra la vida de nuestros compañeros y compañeros. Este Gobierno, si su respuesta va a ser violencia, vamos a tener que ver la necesidad de generar una movilización mucho más amplia”, añadió.

En la misma línea, la vocera de la Confech, Francisca Ochoa, señaló que “vamos a seguir movilizadas hasta que el Gobierno pueda escucharnos y pueda responder a la educación no sexista. Es una demanda muy principal que el Gobierno ha invisibilizado tanto en la Agenda Mujer como en la Cuenta Pública”.

Desde la Confeu aseguraron que “el llamado es a tomarse todos los espacios para radicalizar la movilización y a dejar de dialogar con el Gobierno, porque es machista y porque nos quiere detener. Tenemos que seguir luchando por todas las mujeres de Chile. Nosotras somos la resistencia de nuestro país. Fuimos ola y nos convertimos en un tsunami feminista”.