Lo que estamos viviendo, durante este periodo, son los compromisos adquiridos con los empresarios, la derecha más reaccionaria y los militares fascistas.

Alicia Lira

Presidenta AFEP

En este primer mes de Gobierno de derecha de Sebastián Piñera han quedado demostradas sus mentiras, como la voluntad de unidad nacional, promesa que es un mero discurso para engañar a la opinión pública, ya que sus acciones lo dejan en evidencia, por el tratamiento que ha dado a temas fundamentales, como la deuda con verdad y justicia, el reforzamiento de la policía tipo militar en la región de La Araucanía, donde enviarán más carabineros y vehículos policiales con mayor tecnología, lo que no descarta que se siga con los montajes como la Operación Huracán.

En síntesis lo que estamos viviendo, durante este periodo, son los compromisos adquiridos con los empresarios, la derecha más reaccionaria y los militares fascistas, para implantar una impunidad total que en 28 años no han podido lograr.

Por eso sabemos que solo con la unidad podremos salir al paso, con la fuerza y movilización social, junto a familiares de las víctimas, las victimas del terrorismo de Estado, abogados e instituciones de derechos Humanos, organizaciones de estudiantes, trabajadores, organizaciones de mujeres, diversidad sexual, profesionales, sumando también a los partidos de izquierda, para que asumamos desde hoy que debemos parar el fascismo en nuestro país.

Por ello es urgente movilizarnos ante los hechos graves como el retiro del proyecto de ley de reparación a las víctimas del informe de Prisión y Tortura, para repudiar el proyecto de ley que enviará Sebastián Piñera buscando beneficios para los criminales de lesa humanidad, o sea, un Punto Final. Todo esto acompañado de provocaciones que violentan la memoria de los ejecutados políticos(as), detenidos desaparecidos(as) como a los sobrevivientes de la tortura, como las infames palabras del diputado Ignacio Urrutia, como la campaña fascista de José Antonio Kast, los rayado a los Memoriales de Iquique, Valparaíso, Copiapó, todos Memoriales en homenajes a las victimas del terrorismo de Estado, sumado a las poleras donde se reivindica al dictador Augusto Pinochet con los helicópteros que lanzaron al mar a cientos de personas después de torturarlos hasta la muerte.

Debemos exigir y pedir que estos proyectos de ley sean puestos en tabla y se legisle para parar la impunidad, pero también reactivar aquellas iniciativas que sancionan la incitación al odio y hacen apología al terrorismo con penas de cárcel. Esos proyectos son los urgentes en el presente, son necesarios para que no se repitan los actos sediciosos y fascistas, los mismos que detonaron el golpe militar cívico en nuestro país.

Llamo a reforzar el trabajo de masa de nuestras agrupaciones, en la Coordinadora Nacional de Organizaciones de Derechos Humanos y Sociales, como la ANEF y la CTC. Llamamos a trabajar y a movilizarnos en la calle, a hacer lobby con las bancadas de los partidos que integran el Congreso Nacional, para avanzar con estos proyectos de ley.

Como las marchas que se hacen todos los viernes a las 13 horas, convocada por las dos agrupaciones de familiares de detenidos desaparecidos y de ejecutados políticos. Sumado al inicio de varias actividades, como foros, mítines y acciones convocadas por las coordinadoras contra el Gobierno de Piñera, las cuales terminarán con una gran marcha el 7 de junio a las 18:30 horas desde la Plaza Italia, con la consigan a “Parar la Impunidad”.

Debemos derogar la ley antiterrorista, que persigue al pueblo mapuche y criminaliza la movilización social, debemos exigir el cierre del penal Punta Peuco, luchar por eliminar el proyecto de ley de indulto a los criminales de lesa humanidad y no permitir el proyecto de ley nefasto hacia los migrante que viven en nuestra patria.