Director del organismo mundial de la salud dijo que sistema de la isla “está entre los mejores del mundo”. “Brinda, además, su colaboración internacional”.

Granma. Cubadebate. Prensa Latina. “Cuba es un modelo para lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) quiere ver en el mundo y para muchos países”, aseguró el Doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, en la apertura de la III Convención Internacional de Salud Pública Cuba Salud 2018.

“No puedo más que agradecerle a Cuba por el sistema de salud modelo que tiene, que lo hace situarse entre los mejores del mundo”, dijo el alto funcionario ante Miguel Díaz-Canel Bermúdez, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros; José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Comité Central del Partido, y Carissa Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud OPS); así como ministros, viceministros y representantes de más de 50 países.

La salud se incluye como un derecho humano del que todos deberían beneficiarse. Aún así, más de la mitad del mundo carece de servicio médico. Millones de seres humanos son obligados a vivir en condiciones de pobreza debido a los costos que les exigen por el cuidado de su salud, reconoció Tedros.

“Nadie debería escoger entre comprar alimentos o medicamentos; nadie debería escoger entre pobreza y salud”.

Carissa Etienne añadió que, aunque los países de la región han alcanzado grandes progresos en el sector, estos son aún insuficientes.

“Más de la tercera parte de los habitantes de esta región no tienen acceso a servicios de salud integrales. En los años 2013 y 2014 se produjeron más de 1,2 millones de muertes que hubieran podido evitarse si los sistemas de salud le hubieran ofrecido servicios accesibles y de calidad”, informó.

Los países de la región no han podido superar las barreras del acceso a la salud. Las razones son de diferente naturaleza: geográfica, institucionales, financieras y aquellas relacionadas con las desigualdades sociales, incluyendo las de género.

“Es totalmente inaceptable que los niños que pertenecen a las etnias indígenas enfrenten una mortalidad infantil casi cinco veces mayor que el de la población general, por no tener acceso a la salud; o que las mujeres presenten mayor mortalidad por querer dar vida”, expresó.

“No podemos permitir que nuestros seres queridos, amigos y vecinos sufran innecesariamente porque el costo de los medicamentos es demasiado alto; o por vivir en un medio ambiente vulnerable, sin saneamiento del agua que los coloca en un mayor riesgo de contraer dengue, zika u otras enfermedades”, añadió.

Etienne aseguró, además, que es injusto que muchas mujeres posterguen su desarrollo profesional por asumir el cuidado de sus seres queridos, como abuelos, abuelas o niños.

“Es importante reconocer que los logros en la región son importantes pero frágiles, y debemos luchar por mantenerlos. Todo nuestro personal de salud debe prestar cuidados integrados con calidad y rapidez para responder a las necesidad de la población en todas partes del mundo, sin dejar a nadie atrás”, insistió.

Ninguno de nosotros está exento de enfermarse, pero nadie debe estar excluido del derecho de la salud. “Ese debe ser el centro de nuestras preocupaciones”, significó.

Esta situación tiene que terminar, insistió, por su parte, Tedros.

“Es una aspiración ambiciosa, pero si no pensamos en grande seguiremos dejando personas atrás. Los países como Cuba nos recuerdan que esto no es un sueño para el futuro, sino una realidad. Y lo han logrado no porque Cuba sea rica, sino porque se lo han propuesto como un compromiso”, ejemplificó.

Subrayó que “Cuba es un modelo para muchos países del mundo, pues brinda, además, su colaboración internacional y entrena a muchos médicos desde la Escuela Latinoamericana de Medicina, permitiendo el avance y la cobertura de salud en América y otras regiones”.

Para Tedros la cobertura universal no tiene que ser solo para países desarrollados, y Cuba es ejemplo de ello. Es una vía para reducir la desigualdad y la pobreza y proteger a la población contra los brotes de epidemias, a los que aún somos vulnerables, dijo.

“La cobertura universal debe ser un derecho para todos. Les restaura su dignidad y da compromiso en el futuro. Juntos podemos hacerlo una realidad. La salud para todos es posible”, concluyó.

Durante la apertura del evento, los funcionarios de la OMS y OPS felicitaron al presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez por su reciente elección, el pasado 19 de abril.

Contribuir a que las personas vivan sanamente

Con la conferencia magistral “Salud universal para el desarrollo sostenible en Cuba”, el Doctor Roberto Morales Ojeda, vicepresidente del Consejo de Estado y Ministro de Salud Pública, dejó abierta la Convención.

El titular subrayó que en un mundo inseguro por las amenazas a la paz mundial, las guerras, la escasez de alimentos y agua, el agotamiento de las fuentes de energía y el cambio climático, es responsabilidad de los sistemas de salud, no solo curar, sino alertar, reclamar la necesidad de proteger a nuestra especie y contribuir a que las personas vivan sanamente, con dignidad y que todo ello sea un derecho humano.

Morales Ojeda realizó un exhaustivo recorrido por la historia de la salud pública cubana donde el triunfo revolucionario marcó un antes y después para el bienestar de la población.

En ese sentido, dijo que el sistema de salud cubano se ha mantenido en constante perfeccionamiento abordando transformaciones necesarias que den respuesta a la situación de salud en cada momento.

Significó que la atención primaria de salud constituye el eslabón fundamental de la estrategia sanitaria cubana, que junto a la integración con los otros dos niveles de atención han permitido al país exhibir indicadores similares a los de naciones desarrolladas.

Ello parte, además, primero de que la salud es un derecho refrendado en la Constitución de la República y de la voluntad política del Estado por mantenerlo.

El presupuesto asignado a este sector y a la asistencia social representa el 27 por ciento del total del presupuesto estatal y el 11 por ciento del Producto Interno Bruto, resaltó.

Cuba cuenta hoy con un médico por cada 122 habitantes, un estomatólogo por cada 602 y una enfermera por cada 128, alcanzándose cifras superiores a las que muestran países del primer mundo.

En los 55 años de colaboración médica internacional han participado 407 000 profesionales y técnicos, de ellos 183 338 médicos en 164 países, lo que ejemplifica una vez más la vocación humanista de la Revolución, destacó.

48 mil profesionales de la salud de Cuba en misiones de coopreación

En tanto, Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), insistió en que Cuba es el lugar perfecto para aprender cómo lograr una cobertura universal, incluso con pocos recursos.

En sus logros y esfuerzos por mejorar la calidad de los servicios a su población existen razones de peso para que otros muchos países asistan a la III Convención Internacional Cuba Salud 2018, dijo el alto funcionario en conferencia de prensa en el Palacio de Convenciones de La Habana.

Desde el lunes y hasta el viernes transcurre este evento, y Adhanom Ghebreyesus señaló que no es la primera vez que viaja a la mayor de las Antillas, donde en cada visita encuentra algo nuevo, no solo en el campo asistencial sino en las investigaciones científicas, en el desarrollo de medicamentos y vacunas.

Por ejemplo, la Isla tiene más de 160 patentes de sus medicamentos, produce ocho de las 13 vacunas que aplica a su población infantil, y siempre está abierta a cooperar en la arena internacional, expresó.

También ponderó que la mayor de las Antillas ha sido capaz de formar sus recursos humanos (médicos, enfermeras y técnicos), prestos a servir en otros países, y en tal sentido acotó la presencia actualmente de más de 48 mil profesionales de la salud cubanos en esta cooperación.

El Director General de la OMS mencionó ante la prensa nacional y extranjera como otra razón por la cual vale la pena aprender de Cuba, los esfuerzos que hace por mantener su sistema sanitario, por lo cual destacó la intención de, junto con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y las autoridades locales, divulgar más cómo ha alcanzado altos indicadores sanitarios.

Manifestó que en el ámbito de la III Convención Internacional Cuba Salud 2018, a la cual asisten dos mil 865 delegados de 93 países, fue lanzada, por primera vez desde la mayor de las Antillas, la Semana de Vacunación en las Américas, por lograr esta nación una amplia cobertura de inmunización de sus niños.

Subrayó que la política de la isla en este campo está muy en sintonía con las aspiraciones de la OMS y la OPS en cuanto a alcanzar una cobertura universal y gratuita, que tenga como plataforma o escenario principal la Atención Primaria de Salud, en lo cual dijo que Cuba es un ejemplo.

En relación con la situación epidemiológica que viven hoy la región y otras naciones del mundo, azotadas por el dengue, la malaria y el Chikungunya, el Director General de la Organización Mundial de la Salud manifestó la urgencia de no solo atacar la enfermedad sino de trabajar por prevenirlas.

Alianza estratégica Cuba-OPS

La estrategia de Cooperación Cuba-OPS fue firmada esta mañana en el contexto de la III Convención Internacional Cuba Salud 2018, con la presencia del Director de la OMS, Tedros Adhanom, la titular de la OPS, Carissa Etienne, y el Ministro de Salud Pública de Cuba, Roberto Morales Ojeda.

Esta alianza entre la isla y la Organización Panamericana de la Salud, facilitará llevar adelante importantes acciones de colaboración en temas medulares del sistema sanitario y la seguridad social como la nutrición, las inmunizaciones, los recursos humanos, la información y formación científica, así como la economía y el financiamiento, entre otras tantas.

En el contexto de la rúbrica de este acuerdo de cooperación, se presentó la Revista Panamericana de Salud Pública, en la cual se divulgan los logros y desafíos del Sistema Nacional de Salud de Cuba.

Sobre esta publicación, la directora de la OPS, Clarissa Etienne, explicó que en la revista se exponen cada uno de los aciertos de la Isla en materia de salud y seguridad social desde hace casi seis décadas de Revolución. Logros que la han posicionado como una de las Naciones de avanzada en Latinoamérica y el mundo.

Por su parte, el representante de la OPS en Cuba, Cristian Morales, afirmó que es imprescindible difundir el Sistema Nacional de Salud de la Isla, pues los altos niveles alcanzados sirven de ejemplo para países de la región, convirtiendo a la salud para todos como una meta alcanzable.

Mientras, el Vicepresidente del Consejo de Estado de Cuba, Roberto Morales Ojeda, agradeció la oportunidad de mostrar en una publicación nuestras conquistas y trasladar así a todos los profesionales de las ciencias médicas del mundo el quehacer, resultados, avances y desafíos de la medicina en la Nación caribeña.

“Es bueno que muchas de las cosas que hacemos se conozcan por nuestro pueblo y el mundo”, agregó Ojeda.

En declaraciones exclusivas a Razones de Cuba, el director general de la OMS, Tedros Adhanom, resaltó que “el sistema de salud cubano es un ejemplo y un modelo para muchos países, y el hecho de estar aquí representa una gran oportunidad para que otras naciones puedan aprender de Cuba, y para que nosotros podamos mostrar las experiencias y el quehacer de los profesionales de la Isla”.

Sobre la difusión de la producción científica e investigativa de los profesionales de la Isla, la titular de la OPS, Clarissa Etienne, resaltó en palabras a la prensa que “Cuba debe ser capaz de asegurar los grandes avances y experiencias y que sean conocidos internacionalmente. Para ello, (los profesionales cubanos) necesitan escribir más, pero necesitan también hacer estos artículos e informaciones asequibles en inglés”.

Acerca del evento, Etienne agregó que la “experiencia de Cuba debe ser compartida con otros países que están en camino hacia la salud universal, y esta Convención es un lugar para compartir y discutir el derecho que cada persona tiene al acceso a servicios de salud de calidad”.

La III Convención Internacional de Salud, CubaSalud 2018, sesiona en el capitalino Palacio de Convenciones, donde se desarrollan diferentes simposios, talleres, mesas redondas y otras presentaciones afines al evento.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, aseguró que este país continuará desarrollando sus relaciones con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Durante un encuentro este lunes con el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, y la directora de la OPS, Carissa Etienne, las partes reunidas coincidieron en que los vínculos de la isla con ambas organizaciones son fructíferos.

Como ejemplo relevante mencionaron la exitosa experiencia en la lucha contra el ébola en África occidental

Los visitantes, quienes participan en la convención internacional Cuba Salud 2018 y la feria Salud para Todos 2018, elogiaron la organización de ambos eventos iniciados este lunes.

Además, enviaron saludos al líder revolucionario Raúl Castro, quien la semana pasada concluyó su segundo período como jefe de Estado y de Gobierno de Cuba.