En TVN, tras breve búsqueda entre sus amigos y conocidos, el presidente Sebastián Piñera designó al empresario “Pancho” Orrego Bauzá, abogado de la UC.

José Luis Córdova

Periodista 

No parece prolijo hablar de nueva temporada en el caso de la teleserie nacional “Perdona nuestros pecados”, sino más bien de la extensión indefinida del exitoso relato audiovisual que completó 90 capítulos con un promedio de 30 puntos por edición.Prácticamente un sinfín.

La verdad es que el último capítulo fue uno de los más débiles desde el punto de vista de la dramaturgia aunque tal vez muy reditable desde el punto de vista financiero con 48 minutos de publicidad y 17 minutos de acción. Recordemos que cada capítulo comienza al finalizar El Tiempo en Mega, con un recuento del anterior, sigue la tanda publicitaria y continúa con una larga y tediosa presentación. Al finalizar, una nueva tanda y después una sinopsis del próximo capítulo.

Se anuncian nuevos recortes y desvinculaciones por problemas de costos al estilo de la talentosa actriz Ximena Rivas. Se dice que tras la anunciada escena del terremo del 60 en la villa Ruiseñor, podrían terminar su participación Patricia Rivadeneira y su “pareja” en la ficción, el alcalde del pueblo.

Pero PNP no es el único sinfín en la televisión chilena. Entendiendo como tal la repetición incesante de situaciones y personajes que aparecen y desaparecen.

En TVN, tras breve búsqueda entre sus amigos y conocidos, el presidente Sebastián Piñera designó al empresario “Pancho” Orrego Bauzá, abogado de la UC, subsecretario de minería en primer gobierno de Piñera (en reemplazo del procesado Pablo Wagner por cohecho y soborno)  Orrego es presidente de Sonapesca S.A y de la financiera Tricahue S.A. asesor de políticas públicas del instituto derechista Libertad y Desarrollo, casado, con 9 hijos.¿Currículo para TVN?

El canal “público” continúa con sus pérdidas de $ 8.980 millones y espera  un aporte de US$ 65 millones en seis meses,  de los cuales 47 millones US$ para la pantalla abierta. No olvidar que la ley plantea 18 millones US$ para creación de un canal cultural. Menuda tarea para el nuevo presidente que, además, todavía no tiene Director de programacion luego de la renuncia de Eugenio Garcia hace más de un año ni Director de prensa por el alejamiento del colega Alberto Luengo.

TVN  se mantiene en una débil cuarta sintonía, con la expectativa de dos series turcas Elif y Asys y la futura adaptación de otra. En el sinfín se mantiene el Director ejecutivo, Jaime de Aguirre, ex estrecho colaborador comunicacional del Presidente Piñera.