Las áreas dramáticas de las dos emisoras que lideran el rating se han reforzado con actores y actrices de reconocida calidad y otros por su popularidad y/o atributos físicos y estéticos.

José Luis Córdova

El manido titular en la prensa de farándula de “guerra de teleseries” se utiliza otra vez en la sorda competencia entre canales por el favor de la teleudiencia.  El canal del grupo Bethia y el de Luksic se enfrentan cada noche con sus producciones nacionales “Perdona nuestros pecados” y “Soltera Otra Vez 3”.

En todo caso ambas telecebollas acaparan la mayor sintonía frente a la competencia del “canal público” TVN, CHV de Time Warner y La Red, propiedad mexicana.

Las áreas dramáticas de las dos emisoras que lideran el rating se han reforzado con actores y actrices de reconocida calidad y otros por su popularidad y/o atributos físicos y estéticos.

La historia de ficción “Perdona nuestros pecados”, escrita por Pablo Illanes, con la producción ejecutiva de Daniela Demichelli y la dirección de Nicolás Alemparte se mantiene en el liderazgo promediando 25 puntos de rating entre las 22:46 y las 00:46 horas. La serie cumplió un año de transmisiones y ya se están grabando capítulos para seguir extendiéndola. Se abordará la época de los 60´incluido el terremoto de Valdivia de esos años. La actriz María José Bello contó que las escenas del sismo, al interior de una iglesia, se hizo con chocolate picado como polvo emanado de la construcción que se desmoronaba.

En tanto, la tercera temporada de “Soltera otra vez” obtuvo 12 puntos de rating, con Paz Bascuñán “misteriosamente” embarazada. La comedia dirigida por Herval Abreu se reforzó con la incorporación de actores de la talla de Tamara Acosta, Cristián Campos, Malucha Pinto, Marcial Tagle y Francisco Pérez Bannen en el elenco que en el actual ciclo sufre las ausencias de Solange Lackington, Héctor Morales y Aranzazú Yankovic.

Todo sirve en esta guerra. Se dice que la bella Josefina Montané (la ex “flexible”) parece más interesada en sus suculentos ingresos como modelo de publicidad que en perfeccionar su actuación. Y otra beldad, Loreto Aravena, ha sido cuestionada por su relación sentimental con Maximiliano, hijo del dueño del canal.  “Llevo 10 años en Canal 13, yo llegué primero que él, entonces no soy ninguna apitutada. Entré por casting, no tengo apellido y soy de Puente Alto”, aclaró la actriz.

“La gente chilena es compleja y chaquetera. Tiene ese rollo machista que cree que a todas las mujeres nos gusta que nos mantengan. Yo no soy de ese tipo, así que me da lo mismo lo que piensen”, concluyó Loreto Aravena.