El diputado electo dijo que siente la misma “adrenalina” previa a los conciertos, pero ahora para asumir en el Parlamento.

Daniela Pizarro Amaya. Periodista. Amaro Labra es el líder de una de las agrupaciones musicales icono de la resistencia a la dictadura de Augusto Pinochet. Sol y Lluvia formó parte fundamental de la banda sonora que todos aquellos que lucharon por devolver la democracia al país. El músico desde este domingo dejará de lado las guitarras y los acordes para enfocarse de lleno en su nuevo rol como diputado del Partido Comunista, aunque recalca que intentará hacer “la mayor cantidad de conciertos” que el trabajo en el Parlamento le permita.

En entrevista con ElSiglo.cl expresó que de cara al 11 de marzo siente “los mismos nervios grandes y la ansiedad que hay antes de un concierto gigantesco”, ya que aseguró que “es un desafío muy fuerte el que se viene”, sin embargo destacó que “lo estoy tomando con la mayor responsabilidad posible”.

¿Cómo están los preparativos para asumir el domingo?

Ha sido muy intensa toda la preparación, he leído mucho, estoy aprendiendo harto con respecto al manejo del Congreso. En realidad es un desafío muy fuerte el que se viene y lo estoy tomando con la mayor responsabilidad posible, pero estoy tranquilo también porque tengo buenos compañeros y compañeras parlamentarios que me están ayudando harto para ir avanzado más rápido en la preparación.

¿Hay más nervios o ansiedad?

Tengo los mismos nervios grandes y la ansiedad que hay antes de un concierto gigantesco, la misma adrenalina, pero sé que es parte de la expectativa que produce un evento como este que es tan importante para nuestro pueblo.

Siempre antes de mis conciertos me pongo muy nervioso y también muy ansioso, pero eso también sirve para estar más atento y concentrado para que todo salga bien.

¿Qué pasará con el Amaro músico durante estos cuatro años?

Mi idea es hacer la mayor cantidad de conciertos que pueda porque son parte de mi vida, obviamente priorizando la labor parlamentaria, porque eso estará en el primer orden de la lista, pero seguiré con mis compañeros haciendo conciertos, quizás en menos cantidad, pero también con mayor intensidad.

¿Estará presente también el perfil de músico en el Congreso por ejemplo en las temáticas que abordará?

Sí, claro, todo mi desarrollo, además de lo político, ha estado en el tema de las artes y la cultura y esos por tanto serán los temas que buscaré trabajar intensamente en el Parlamento.

Además, de esos tópicos me interesa mucho el ámbito de la salud, por eso buscaré también participar de la Comisión de Salud.

¿Cómo ve las batallas que surgirán en el Parlamento frente al bloque oficialista conservador?

La pelea va a ser dura, pero ha sido dura siempre, a pesar de que tuvimos la oportunidad de ser parte del Gobierno hasta el final -lo que es importante para el Partido Comunista- creo que tenemos que estar mucho más unidos, tenemos que lograr configurar un oposición con la mayor amplitud para oponernos a un retroceso cultural y político poderoso que va a querer desplegar la derecha.

El trabajo tiene que ser muy intenso para poder generar uniones para regresar a La Moneda y en ello es fundamental también el fortalecer los vínculos con los territorios, con las organizaciones sociales, porque –insisto- la labor es dura, pero estoy seguro que lo vamos a conseguir, porque es imprescindible derrotar esta dictadura económica.

En esa unidad juega un rol importan el Frente Amplio ¿Cómo ve las relaciones con ese sector?

Creo que las relaciones seguirán avanzando bien porque siento que hay más puntos de encuentro que de distancias. Ellos son fundamentales para que el trabajo de la oposición sea fructífero, porque son 20 parlamentarios que representan una fuerza poderosa y creo que no existe ninguna posibilidad de producir un cambio cultural y político fuerte sin unirnos con ellos.

¿La resistencia al Gobierno de Sebastián Piñera podrá ser fuente de inspiración para una próxima canción de Sol y Lluvia?

Siempre estoy atento a todo lo que está pasando y mi manera de expresión ahora tendrá que ser en el plano legislativo, pero la música para mí es el método más rápido de expresión y eso no lo podré dejar de lado, por eso ahora la labor es aprender a expresarme también en el Congreso con discursos e iniciativas y para eso tengo buenos maestros como son la Camila (Vallejo), el Hugo (Gutiérrez), Daniel (Núñez), Karol (Cariola), Guillermo (Teillier) y todos los compañeros diputados que tienen una fuerte experiencia que me están traspasando, pero siempre habrá espacio para la creación musical en mi vida.