Respuesta ante la persistente demanda de información respecto a detenidos desaparecidos durante la dictadura.

Equipo ES. En contradicción a lo planteado por agrupaciones de familiares de personas ejecutadas y desaparecidas durante el periodo dictatorial, y lo sostenido por abogados de derechos humanos y organizaciones políticas y sociales, el Comandante en Jefe del Ejército, general Humberto Oviedo, sostuvo en entrevista con El Mercurio, que su institución ha colaborado de manera eficaz en entrega de información sobre los casos de víctimas de la represión.

El jefe militar enfatizó que “tenemos que valorar todo el esfuerzo que ha hecho la institución en estos años” en materia de esclarecimiento de hechos represivos durante la dictadura. Sobre los cuestionamientos a que ello no ha sido realmente así, Oviedo indicó: “Es un poco frustrante, porque uno quiere proyectarse, que se den las condiciones para que la institución haga su rol y tenga la confianza de las personas. Por lo tanto, cuando se dice que hay información oculta, obviamente que agota”.

Actualmente en Chile hay alrededor de mil casos de ciudadanos detenidos desaparecidos sobre los cuales no hay ninguna información. Todos ellos fueron arrestados por elementos de las Fuerzas Armadas, principalmente del Ejército, y para las organizaciones de derechos humanos parece incomprensible que no haya información alguna siendo tantos los casos. Más bien, se señala que eso obedecería a un “pacto de silencio” entre ex uniformados y a una situación de impunidad.

Por lo demás, hay un historial de un par de décadas donde se supo que el Ejército desinformó u ocultó antecedentes respecto a ejecutados políticos y detenidos desaparecidos, y en muchos casos se supo de lo ocurrido y destino de los cuerpos de las víctimas no por iniciativa del Ejército, sino por testimonios de ex miembros de la institución e investigaciones judiciales.

Las declaraciones de este domingo del Comandante en Jefe del Ejército, mostrándose agotado por la exigencia de entrega de información, ratificarían la idea de que esa entidad no entregará más antecedentes ni colaboraría en esclarecer la verdad de alrededor de mil personas detenidas desaparecidas.

Foto: Sergio Cárcamo