El nuevo diputado del Partido Comunista está a días de asumir en el Congreso. En entrevista detalló su preparación y expectativas.

Daniela Pizarro A. Periodista. Boris Barrera Moreno es ingeniero industrial de profesión y músico de oficio. Vive en la comuna de Renca y se autodefine como un trabajador más. Desde el próximo 11 de marzo será uno de los diputados de la República por el Partido Comunista. En entrevista con ElSiglo.cl comentó algunos detalles de su preparación para asumir el cargo. Dijo que estaba “nervioso y ansioso” esperando que llegue el día.

¿Cómo te estás preparando para asumir como diputado. Ya tienes tu equipo de trabajo conformado?

Mi equipo está conformado casi en un cien por ciento aunque nos ha costado mucho constituirlo porque el presupuesto que está destinado para este fin ahora es menor por el aumento de diputados en la Cámara y eso nos ha complicado un poco, pero en general ya estamos listos, incluso, ya hemos hecho nuestras jornadas de trabajo proyectando lo que haremos en estos cuatro años tanto desde el punto de vista legislativo como territorial.

Además, he estado leyendo mucho, estudiando y preparándome para todo esto que se viene, he leído más que en toda mi vida durante estos últimos meses; sobre manuales del funcionamiento del Parlamento, sobre política internacional, proyectos de ley, incitativas que están pendientes, es decir, ha estado bien vareada la lectura.

Pero también estoy juntándome con mucha gente, he conversado con varias organizaciones sociales como sindicatos y federaciones de trabajadores, además he ido a varias embajadas para empaparme de las situaciones de los otros países y para ver de que forma podemos aportar desde esta nueva trinchera.

Ha sido un verano muy movido así que me imagino como será después con todo el trabajo legislativo encima.

¿Hay nervios?

He pasado como por tres etapas. Cuando salí electo estaba sorprendido e incluso con el pasar de los días sentí hasta miedo por lo que se venía y por las expectativas que tiene la gente frente a lo que podamos hacer. Después pasé por una etapa de más tranquilidad cuando me empecé a informar y a estudiar, además comencé a relacionarme con los otros compañeros diputados que me traspasaron su experiencia, principalmente Karol Cariola, quien ha sido un pilar fundamental en este proceso de acercamiento al Parlamento, eso me tranquilizado, pero estoy ansioso que llegue el día y ya ahora que estamos en cuenta regresiva estoy súper nervioso, pero son los nervios normales de asumir una nueva tarea, así que estoy con toda la convicción de que tenemos que hacer un buen trabajo.

¿Cuál será tu programa de cara a la ceremonia del 11 de marzo?

Bueno, voy a ir con mi familia, de hecho nos iremos el día anterior y nos quedaremos en la casa de una amiga, porque la citación es a las 8 de la mañana y no quiero quedarme dormido. También hay amigos y organizaciones sociales que se están programando para ir en bloque a apoyar desde afuera con banderas y más que nada a celebrar este hecho histórico para el Partido Comunista, para Renca y para los pobladores de que haya llegado alguien como ellos a esta instancia.

¿Ya te has trazado algunos objetivos en materia de proyectos o discusiones parlamentarias para este año?

Tenemos muchas ideas que ya estamos conversando con el equipo y también tengo otras que me ha ido traspasando la gente con la que me he reunido durante estos meses. Pero tengo interés en tocar temas que tengan que ver con el mundo de la cultura y del trabajo, especialmente en el área laboral, ya que en todas las reuniones que he sostenido con los sindicatos y federaciones me han dicho las altas expectativas que tienen conmigo, porque me ven como uno más de ellos, me ven más cercano, como un trabajador más, un poblador y esa misma expectativa te pone presión para trabajar con el compromiso que se requiere para responderle a ellos.

¿Cómo será tu perfil dentro de la bancada, te ves como un diputado díscolo?

Como parte de la bancada del Partido Comunista siempre vamos a asumir los proyectos y lineamientos que se decidan después de los debates respectivos como es la tónica de nuestra orgánica, pero como diputado quiero darle un tinte de cercanía con la gente, porque siento que tengo que aprovechar esta oportunidad de estar en esta posición como poblador y trabajador, hijo de obrero, entonces creo que tengo que absorber toda esa experiencia que me respalda para acercarme a los vecinos, a la gente de la población que por años han sido discriminados y alejados de todo este mundo, por ejemplo, cuando estaba en campaña en algunas poblaciones me comentaban que nunca había entrado un candidato porque no se atrevían, entonces, todo eso lo quiero tomar como una ventaja y no quiero perder esa conexión.

El Congreso si bien tendrá una configuración con más fuerzas progresistas, pero hay un sector duro de la derecha que aún se mantiene ¿Cómo te imaginas las discusiones con ese bloque?

Bueno, hay muchas personas de mi entorno más cercano que cuando me ven me dan una suerte de pésame porque me voy a tener que relacionar con esa gente que es súper reaccionaria. Creo que hay que dar la pelea y siempre colocar a las organizaciones sociales como un fuerte respaldo y siempre al lado nuestro, porque la gente tiene que saber cómo piensan estos sectores y como votan, por eso es tan importante para nosotros el trabajo territorial donde estemos informando y ayudando a la organización para no retroceder en las pocas cosas que hemos logrado. Así que la pelea la veo dura, pero no la veo solo, o sea, no me la imagino con nosotros solos en el Parlamento sino que me la imagino con todas las organizaciones sociales agitando desde afuera.