Ocho de cada diez niños reporto ser castigado por parte del personal durante el último año. Menores denunciaron 23 casos de abuso sexual.

Santiago. El Instituto nacional de Derechos Humanos (INDH) dio a conocer este jueves los resultados de una misión de observación que realizó entre enero y abril del año pasado a 171 centros del Servicio Nacional de Menores (Sename), que equivale al 83% de todos los centros de la red nacional.

Este informe le costó la salida al ex director del INDH, Branislav Marelic, quien fue reemplazado por la trabajadora social Carolina Contreras, ex directora ejecutiva de la Corporación Opción.

En los centros investigados residen niños, niñas y adolescentes que se encuentran bajo  la custodia del Estado. Se entrevistó a 401 niños y niñas, de 8 a 17 años, y se ejecutó una encuesta autoaplicada a 1.076 funcionaros de los Centros de Reparación Especializada de Administración Directa (CREAD) y de Convenios Organismos Colaboradores de Sename.

Entre los resultados obtenidos, figuran que 321 menores señalaron haber recibido algún tipo de castigo. Ello representa una prevalencia año igual al 84,3%. Es decir, 8 de cada 10 niños en los centros de protección de Sename reportó ser castigado por parte del personal durante los últimos 12 meses.

Cuando se analizó la prevalencia de castigo desagregada por sexo, se detectó que “los castigos afectan de igual manera a niños y niñas (83% niños, 85% las niñas). Además, un 84.7% de los menores de 14 años indicaron haber sido objeto de castigo. Para el caso de aquellos con 14 o más años, la prevalencia de castigo alcanzó a un 83.6%”.

Se registró también que el 55,2% ha sido objeto de agresiones verbales, el 16,1% de agresiones físicas con heridas y el 30,1 de agresiones físicas sin heridas.

Además, el 68% de los menores tiene algún tipo de depresión y un 6,8% ha sufrido abuso sexual.

Abuso sexual

Se indicó que se identificó un total de 23 casos de abuso sexual relatados por los propios niños y niñas entrevistadas ocurridos en los últimos 12 meses.

Los menores que reportaron situaciones de abuso sexual pertenecían a un total de 20 centros de Semane ubicados en 9 regiones del país, presentándose la mayor frecuencia en la V y la X Región (4 casos no ponderados cada una), seguida de la VII, VIII y IX Región.

Del total de situaciones de abuso sexual identificadas, un 79,7% correspondieron a abusos sufridos por niñas, mientras que un 20,3% fueron situaciones de abuso sexual reportados por niños. El análisis de las respuestas de los niños y niñas que reportaron abuso sexual en el último año, en un 78,2% de los casos, los abusos habrían sido cometidos por otro/a menor de edad que vive o no en su centro actual.

Por su parte, un 6,8% de los menores que reportaron abuso sexual, señalan que éste fue cometido por adultos que trabajaban en ese momento en el centro, mientras que una cifra similar corresponde a niños y niñas que, habiendo referido haber sido víctimas de abuso sexual, no pudieron especificar la figura del agresor durante la entrevista (“no sé”).

En relación a los tipos de abusos sexuales, corresponden a “tocaciones en sus partes íntimas (55,3%), voyerismo (16,7%) e insinuaciones de carácter sexual (16%)”.

Respecto a la frecuencia de los abusos sexuales en los casos identificados, un número mayoritario de niños y niñas (52,4%) reportaron haber sufrido abusos en reiteradas oportunidades (varias veces o muchas veces), mientras que un poco menos de la mitad señaló haber sufrido un solo episodio de abuso.

Estos abusos habrían afectado principalmente a niños y niñas de menor edad. Así, un 66,1% de los niños y niñas reportaron abusos que se habrían producido o iniciado cuando tenían menos de 14 años, mientras que un número también mayoritario de los niños y niñas que reportó abuso sexual (57,5%) señaló que tenía menos de 14 años la última vez que habría sufrido este tipo de abuso.