El PT lo ratificó como candidato a la Presidencia. El ex mandatario sigue recibiendo respaldos de diferentes partes del mundo. Maradona también se pronunció.

Brasilia. Según reportó el periódico mexicano La Jornada la presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), senadora Gleisi Hoffmann, confirmó la candidatura de Luiz Inácio Lula da Silva para las elecciones de octubre.

Aunque de acuerdo con la ley, al ser condenado en segunda instancia Lula estaría inhabilitado para postularse, sin embargo serán presentados varios recursos en instancias máximas e incluso ante la justicia electoral.

El matutino mexicano publicó que varios analistas consideran remota la posibilidad de prisión del ex presidente, aunque la Corte Suprema haya autorizado que los condenados en segunda instancia puedan acudir a prisión si así lo requiere el juez de primera instancia, sin embargo juristas admiten que la condena unánime dificulta la candidatura de Lula en octubre.

En lo próximo el ex presidente se dirigirá al Tribunal Superior Electoral, al Tribunal Superior de Justicia y, en último caso, si se considera que alguno de sus derechos constitucionales fue violado, a la corte máxima, el Supremo Tribunal Federal.

Al mismo tiempo, más de un centenar de abogados criminalistas apuntan, de manera contundente, contra la fragilidad de la sentencia del juez Sergio Moro. Ayer se multiplicaron las voces de algunos de los más renombrados juristas brasileños criticando con vehemencia que los tres magistrados impregnaron sus votos de discursos políticos, mencionando aspectos del presidencialismo practicado en Brasil, el concepto de democracia representativa y hasta cómo los gobernantes eligen ministros e indican los rumbos de negociaciones con partidos para formar alianzas.

En tanto el PT espera que se insista en la candidatura de Lula, entre otras razones porque no dispone, al menos hasta ahora, de un candidato suficientemente competitivo para remplazarlo. Él encabeza todos los sondeos, y si le dejan contender podría vencer en la primera vuelta.

La idea es que siga en sus caravanas por Brasil, creciendo aún más en las encuestas y si más adelante, efectivamente, lo inhabilitan, que haya reunido capital suficiente para impulsar a otro aspirante con posibilidades de pasar a la segunda vuelta.

Por lo que demostró ayer en el acto realizado en Sao Pulo, Lula da Silva sigue dispuesto a dar batalla hasta ganar la guerra.

Los apoyos internacionales

El Foro de Comunicación para la Integración de NuestrAmérica expresó su rechazo ante el intento de proscribir la candidatura de Lula a las próximas elecciones presidenciales en Brasil, “mediante la confirmación de una condena penal sin sustento jurídico”, indicaron.

Además, aseguraron que “si el Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región comete en Porto Alegre el delito de fallar contra derecho, confirmando una condena sin pruebas fehacientes y en tiempos dictados por la intencionalidad política, se habrá consumado una nueva fase del Golpe de Estado en Brasil, iniciado con el fraudulento proceso de impeachment contra la legítima presidenta Dilma Rouseff”.

Según el foro “Lula Da Silva no es tan sólo un ex presidente o el líder de un partido. Es un referente surgido de la organización popular, cuya articulación política permitió a millones de brasileños salir del hambre y la miseria más despiadada”.

Asimismo, el Frente Amplio (FA) uruguayo rechazó desde Montevideo la condena ampliada a 12 años de encarcelamiento dictaminada por un tribunal de segunda instancia en contra del exmandatario, según consignó el portal Cubadebate.

El secretario general del FA, Gonzalo Reboledo, quien viajó a Brasil en solidaridad con el ex jefe de Estado, opinó que la condena no es una buena noticia y señaló que ese era el escenario más previsible, pese al moderado optimismo sobre el resultado.

Comentó que los mejores juristas brasileños e internacionales coinciden en que para juzgar por corrupción “tiene que haber el motivo y el precio, y en este caso ninguna de las dos cosas están presentes”, añadió.

Gerardo Núñez, diputado por el Partido Comunista, expresó por su parte que “hoy Brasil duele” y aseguró que el golpe contra la democracia continúa al condenar a Lula por indicios sin la presencia de una sola prueba.

Por su parte, el también legislador de la cámara baja Roberto Chizzaro manifestó que el fallo era previsible porque, a su entender, ese país “está bajo un régimen de facto” con la justicia al servicio del gobierno de Michel Temer.

Este es un nuevo capítulo del golpe, remarcó, y apuntó que resulta obvio que Temer proviene de “un gobierno de facto” por la destitución de la exmandataria Dilma Rousseff “constituyó un verdadero golpe de Estado”.

En declaraciones al diario La República el diputado expresó que la decisión del tribunal está vinculada con la celebración de las elecciones de octubre, donde Lula es el principal candidato del Partido del Trabajo (PT) y si “se presenta gana”.

El vicepresidente del Parlamento del Mercosur, Daniel Caggiani, comentó que luego de echar a una presidenta electa por millones de votos y aplicar el mayor ajuste económico de los últimos 30 años, la justicia brasileña “falla en función de convicciones y no de pruebas” para condenar al líder del PT.

La senadora del FA Constanza Moreira estimó, en tanto, que en el falló contra el expresidente brasileño actuaron los mismos actores, los mismos intereses y “Brasil sigue cuesta abajo en su rodada”. El mismo Poder Judicial que fue cómplice del golpe en Brasil hoy condena a Lula, enfatizó.

Dilma denuncia el juicio contra Lula

La presidenta constitucional de Brasil, Dilma Rousseff destacó que el juicio contra Luiz Inácio Lula da Silva “es una farsa” y tiene el objetivo de acabar con las elecciones, por lo que confían en la inteligencia del pueblo, durante una conferencia en la que el Partido de Trabajadores (PT) pretende postular a Lula como candidato presidencial.

Asimismo, denunció que pretenden privatizar el país sudamericano y de no tener “ninguna política consistente, cuando en este país hay movilizaciones y por eso se necesita un presidente para los trabajadores y todo el pueblo”.

Instó a los brasileños a no quedarse parados esperando y mantenerse fuertes, al expresar su confianza al expresidente Lula.

El respaldo de Maradona

El exfutbolista, Diego Armando Maradona, expresó este miércoles un mensaje de solidaridad con el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, de acuerdo a las publicaciones de la Web de Telesur.

Maradona redactó en la red social Instagram un mensaje de apoyo como si de un cántico de un hincha se tratara “¡Lula querido, el Diego está contigo!”.

Además, utilizó Facebook para criticar las opiniones del presidente argentino, Mauricio Macri, sobre Venezuela en su reunión con Vladimir Putin en Rusia.

“¡Qué lindo escuchar el silencio de Putin ante las desopilantes críticas de Macri hacia mi querida Venezuela!”, expresó con ironía el futbolista sobre el encuentro de los dos mandatarios, en Moscú.