Trascendental encuentro de naciones latinoamericanas con potencia asiática, en el objetivo de fortalecer lazos.

Fausto Triana. Prensa Latina. Chile auspiciará desde este domingo la reunión ministerial de cancilleres Celac-China, otro paso en favor de ampliar las relaciones entre el bloque latinoamericano y el gigante asiático.

De acuerdo con el Ministerio de Relaciones Exteriores chileno, los titulares de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y de China, sostendrán conversaciones domingo y lunes en un hotel de esta capital.

En particular, el encuentro reviste especial importancia para Chile, que tiene un ascendente Tratado de Libre Comercio (TLC) con la potencia del lejano oriente que superó los 34 mil millones de dólares el pasado año.

También son relevantes los vínculos chinos con otras naciones como Brasil y Perú, aunque en líneas generales la influencia del coloso asiático toca prácticamente a los 33 integrantes de la Celac.

En la agenda del evento está prevista una deliberación inicial entre el cuarteto de cancilleres de la Celac (El Salvador, Guyana, República Dominicana y Ecuador) con China y Chile.

El jefe de la diplomacia china, Wang Yi, junto con el homólogo anfitrión, Heraldo Muñoz, estarán presentes en las conversaciones. También han confirmado su participación Bruno Rodríguez (Cuba) y Luis Videgaray (México), entre otros.

Como referencias a la cita de Santiago, vale recordar que el comercio entre China y Latinoamérica se ha multiplicado, con una tendencia al alza, confirmada por el presidente Xi Jinping, en su voluntad de doblar los guarismos en una década.

China pretende que el intercambio se eleve a 500 mil millones de dólares en el curso de 10 años. En estos momentos es el segundo socio comercial de la zona, detrás de Estados Unidos, a excepción de los casos de Chile, Brasil y Perú.

Los principales debates del foto Celac-China tendrán lugar el lunes, cuyos resultados se darán a conocer en una conferencia de prensa.

Uno de los temas más importantes del encuentro es el alcance de la iniciativa de La Franja y la Ruta, un enorme proyecto de conectividad del gigante asiático con Asia, Europa y Africa, al cual quiere integrar a Latinoamérica y el Caribe.

En mayo del pasado año, la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, fue junto a su homólogo argentino Mauricio Macri, invitada especial a la Conferencia Internacional promovoda por Xi Jinping de La Franja y la Ruta.

China está dispuesta a promover proyectos de interés, queremos impulsar la capacidad de producción o construcción de infraestructuras, dijo recientemente el vocero de la Cancillería de Beijing.