Inesperada y confusa destitución del director, en episodio inédito en ese organismo. Pugna entre directivos golpea a la institución.

Equipo ES. Santiago. Probablemente nadie se lo habría esperado, pero de manera inesperada, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) pasó a engrosar la lista de organismos con pugnas internas, decisiones confusas, cuestionamientos a y entre sus directivos, incertidumbre relacionada con dineros del Estado y con el riesgo de perder credibilidad en su accionar.

Según algunas versiones, en una sesión del Consejo del organismo, realizada el pasado lunes, se modificó la agenda de temas a tratar, y se puso sobre la mesa por parte de la mayoría de los directores del INDH, la exigencia de renuncia del director, Branislav Marelic, quien había sido designado en 2016, y como éste se habría rehusado a hacerlo argumentando falta al procedimiento institucional, esa mayoría optó por destituirlo.

Se sumó a la situación confusa, que se eligiera de inmediato como nueva directora del INDH, a Consuelo Contreras, quien es además directora ejecutiva de Corporación Opción, prestadora de servicios al Servicio Nacional de Menores (SENAME) -por lo que ese organismo recibe alto financiamiento del Estado-. El tema es que precisamente en esa reunión que sacaron a Marelic, se debía votar el informe del INDH después de las indagaciones sobre las condiciones de funcionamiento del SENAME. A estas alturas hay cuestionamientos de que la directora del Instituto sea al mismo tiempo directora de una Corporación que recibe dineros públicos.

A través de la prensa, comunicados y las redes sociales, se inició una verdadera batalla de versiones que reflejaron una disputa interna nunca vista en el Instituto y que coloca a la entidad en una situación delicada y de cuestionamiento. Ello podría ser bastante serio dado que el organismo está a cargo del seguimiento, investigación, recomendaciones, en materia de derechos humanos, un tema harto sensible en el país.

Desde algunas organizaciones políticas y sociales hasta este martes no se querían emitir opiniones, dado el nivel de confusión instalado por la situación interna del organismo que antes dirigió Lorena Fries, quien ahora es Subsecretaria de Derechos Humanos en el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

Veinticuatro horas después de producida la sorpresiva destitución del director elegido en 2106 por el Consejo que ahora lo sacó, en el Portal del INDH no existía información alguna a la opinión pública que transparentara lo ocurrido. De hecho, continuaba el nombre de Branislav Marelic como director.

En un formato breve, solo se emitió un comunicado que indicó: “El Consejo del INDH informa que por decisión de la mayoría de sus integrantes, asume el cargo de Directora del INDH, la consejera Consuelo Contreras, cesando así en sus funciones Branislav Marelic. Las consultas de prensa serán atendidas a partir del próximo miércoles”, seguramente por el feriado del martes por la visita a Santiago del Papa Francisco.

En declaraciones a la prensa, el ahora ex director hizo ver que no se habrían presentado argumentos ni antecedentes que explicaran realmente su rápida destitución, y sostuvo que “ante mi negativa de renuncia, se genera un proceso de destitución por razones que no conozco”. Añadió, respecto a quien se impuso como su sustituta, que le “preocupa el conflicto de interés” que se podría producir, en tanto la nueva directora está a cargo de una Corporación que recibe dineros públicos por ser “organismo colaborador” del SENAME.

Consuelo Contreras declaró a la prensa que simplemente está “orgullosa de la tarea que he hecho, creo que no hay conflicto de intereses, muy por el contrario, para mí la prioridad son los derechos de los niños”.

Todo apunta a que este miércoles continuará al alza la polémica, quizá con mayor información prometida desde el Instituto que ahora tiene como prioridad contingente explicar una inédita y confusa situación interna. También se prevé que el director quitado de su cargo emita algún tipo de declaración.

 

Print Friendly, PDF & Email