Constelación de los Caídos, es el nombre de esta iniciativa y busca renombrar 26 estrellas con los nombres de los 26 ejecutados.

Roberto Morales

Vocero Amnistía Internacional Chile

El pasado 10 de diciembre y en el marco de una nueva conmemoración del Día Internacional de los Derechos Humanos, Amnistía Internacional Chile en conjunto con la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP) de Calama, dio a conocer una hermosa campaña que tiene como objetivo recordar a 26 chilenos que fueron ejecutados y enterrados en el desierto de Atacama bajo el operativo de la Caravana de la muerte en el año 1973.

Constelación de los Caídos, es el nombre de esta iniciativa y busca renombrar 26 estrellas con los nombres de los 26 ejecutados.

El desierto de Atacama es el mejor lugar del mundo para observar las estrellas. Ese mismo lugar, hace 44 años, vio caer a las 26 víctimas que fueron ejecutadas por el sólo hecho de pensar distinto. Estas personas y muchas más fueron asesinadas en el operativo de la Caravana de la Muerte que mató a chilenos y chilenas en varias ciudades de nuestro país, esto enmarcado en una dictadura que dejó más de 40 mil víctimas.

Cada una de estas personas tenía su historia, su familia y proyectos que desarrollar. Nombres como Carlos Berger, abogado y periodista, que había sido condenado a 60 días de reclusión, fue sacado de la Cárcel de Calama y junto a otros 25 detenidos políticos fueron ejecutados el 19 de octubre de 1973.

Es urgente que como sociedad realicemos las acciones que sean necesarias para que los caídos de la Caravana de la Muerte no sean olvidados, porque además necesitamos tener la seguridad de que hechos como éste nunca más se vuelvan a repetir.

La memoria histórica de los hechos acontecidos en dictadura nos debe servir como un dramático aprendizaje de cómo el Estado puede convertirse en un violador de los derechos humanos.

Esto no es quedarse en el pasado como muchos lo señalan queriendo minimizar estos horribles crímenes, sino que es avanzar hacia una sociedad más respetuosa y tolerante, donde el pensar distinto, el sentirse diferente o pertenecer a un grupo étnico, político o social determinado, no puede ser un justificativo para ejercer la violencia extrema por parte del Estado, que además es el primer responsable de ser el garante y protector de los derechos humanos de todos los ciudadanos y ciudadanas.

Desde Amnistía Internacional Chile llamamos a recordar a cada uno de los ejecutados de Calama de manera permanente, renombrando 26 estrellas con sus nombres. La invitación es a crear el primer monumento universal, para que el mismo cielo que los vio partir, desde ahora los recuerde eternamente. Para lograr esto, necesitamos conseguir firmas de apoyo que serán entregadas a la Unión Astronómica Internacional.

Web de la campaña: www.constelaciondeloscaidos.cl

Print Friendly, PDF & Email