Del trabajo participaron: la brigada Chacón, militantes comunistas y vecinos del edificio; todos bajo la dirección artística de Alejandro “Mono” González.

Nelly Carrasco. Santiago. Un colorido fin de semana acompañó a los habitantes de San Miguel. El reconocido artista nacional, Alejandro “Mono” González, acompañado de un grupo de voluntarios,  se dieron a la tarea de restaurar el primer mural pintado en la comuna en 1971.

Pintado por la Brigada Ramona Parra (BRP) en la población San Miguel de la comuna del mismo nombre, fue el primer mural hecho en el frontis de un block de departamentos. La obra tiene una altura de 8 metros y cubre totalmente el frontis del block.

En la restauración participó, la conocida  brigada Chacón, militantes comunistas de  San Miguel,  Ñuñoa y vecinos del mismo edificio, todo bajo la dirección artística del maestro Alejandro «Mono” González.

La restauración contó  con la importante  ayuda recibida por parte del museo cielo abierto de San Miguel, que gestionó andamios y pinturas, para poder tener éxito en esta hermosa tarea,

El mural ahora quedó bajo el cuidado del museo cielo abierto y se le asignó el número 0 por ser el primer mural del actual museo, y se bautizó como “Plaza la Unión”.

El Museo a Cielo Abierto en San Miguel es una galería de arte ubicada en Santiago de Chile que utiliza al espacio público como soporte de contemplación y a un conjunto de bloques de vivienda social construida en los años ’60, como soporte de exhibición.

Esta galería de arte urbano está compuesta por 40 murales de 85m2 reunidos en una superficie de 4.000m2 sin guardias, rejas ni cobro de entrada que está abierto los 365 días del año. Mezclando el muralismo y el grafiti. Estas obras fueron realizadas en los muros ciegos de los edificios ubicados en avenida Departamental, calles Tristán Matta y Carlos Edwards, entre avenida José Joaquín Prieto Vial y calle Gauss, en la comuna de San Miguel, incluyendo varios murales de menor tamaño en sedes sociales, casas, panderetas y kioscos. Evitar el deterioro de  muros fue una de las motivaciones que sumo muchas voluntades.

La temática principal de estos murales es la celebración del Bicentenario y el rescate de la memoria local con temas como el pueblo mapuche, el pueblo chilote, Latinoamérica, Derechos Humanos, las ferias libres, y la literatura chilena. Todas las obras se realizaron con autorización de los vecinos y el apoyo solidario de 100 artistas chilenos y algunos extranjeros de visita en el país, con motivo de los 50 años de la población San Miguel y el Bicentenario de Chile