Mandataria sostuvo que “la verdad que, a pesar que a algunos no les guste, voy a trabajar con toda la fuerza hasta el 10 de marzo (…)”.

Valparaíso. En la región de Valparaíso, hasta donde se trasladó para inaugurar un centro cultural en Quillota y el Teatro Municipal de Quilpué, la Presidenta Michelle Bachelet rechazó este martes  las continuas acusaciones por supuesto intervencionismo electoral del Gobierno realizadas desde Chile Vamos.

 En el bloque de derecha lanzaron imputaciones por presunta “precorrupción”.

“Amiga, amigos, esta es la forma en la que vemos el crecimiento de nuestro país, porque las cifras son importantes, pero no bastan las cifras. No vemos un conjunto de cifras que exhibir, porque ya sabemos que las cifras de repente se pueden hasta arreglar de muchas formas, pero cuando pensamos en las personas eso es lo que importa. Por eso yo, a pesar de todas las acusaciones absurdas que se hacen, porque ustedes comprenderán que ¿cómo no iba a estar aquí inaugurando este teatro con ustedes?”, remarcó la Mandataria.

Y añadió que “la verdad que, a pesar que a algunos no les guste, voy a trabajar con toda la fuerza hasta el 10 de marzo cuando entregue la banda presidencial”, sostuvo.

El presidente de Renovación Nacional, Cristián Monckeberg, acudió este martes a la Contraloría para que el organismo establezca si la agenda de la Presidenta

“se ha ajustado al deber legal de probidad y prescindencia política de las autoridades, en el marco de la campaña electoral presidencial”, informó Cooperativa.