Dijo que la transexualidad se “corregía” y que el género no era una “camisa que se cambia todos los días”. “Es un insulto gratuito”, afirmó el Movilh.

Daniela Pizarro. Periodista.  El candidato de la derecha, Sebastián Piñera, volvió a estar en la palestra mediática por sus ofensivos e ignorantes declaraciones, esta vez en contra de los niños transgéneros o transexuales.

Todo surgió en medio del debate presidencial organizado por la Asociación de Radiodifusores de Chile (Archi), donde se le preguntó al aspirante derechista si estaba de acuerdo con respetar el sentir de los niños transgéneros y permitirles acudir a sus lugares de estudio con el atuendo correspondiente al género que sienten y no al biológico, asimismo, aprobar que le llamen por otro nombre que no sea el legal, junto con ello, dejarlos utilizar los servicios higiénicos correspondientes a su género.

Frente a ello más que una respuesta concreta Piñera lanzó una ofensa que caló hondo en los sectores que promueven una sociedad sin discriminación y con igualdad de derechos, especialmente en el activismo por los derechos LGTBI (Lesbianas, Gay, Transexual, Bisexual, Intersexual).

El ex presidente expuso que “existen niños y adultos transgénero, es una disforia de género. Eso hay que enfrentarlo con dignidad, honestidad y coraje. Vamos a hacernos cargo de esos niños. Lo que no estoy de acuerdo, que estaba en el proyecto original del gobierno, era que un niño sin consultar a sus padres, menor de edad, pudiese cambiar de sexo prácticamente sin ningún trámite. En los países desarrollados se estudia el fenómeno de disforia, se acredita”.

Y agregó que “tenemos que hacernos cargo de esos casos pero en forma seria, responsable, no transformando que el género es prácticamente como la camisa que uno se la puede cambiar todos los días. Muchos casos de estos transgéneros se corrigen con la edad, por lo tanto tenemos que actuar, tenemos que respetarlos y cuidarlos. Pero no podemos pretender que el género es algo absolutamente cambiable todos los días a la sola voluntad de las personas”.

Minutos siguientes el presidenciable de la centroizquierda, Alejandro Guillier, emplazó al financista y le dijo: “la identidad sexual de las personas no es una camisa que se cambia o se pone todos los días, ni un día uno amanece para un lado o para otro. La identidad de las personas es muy definida y a los 4 años ya se perfila la identidad sexual”.

Tras finalizar el debate el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) publicó una declaración repudiando los dichos del conservador. “Ni la transexualidad, ni la homosexualidad se corrige, afirmarlo, es un insulto gratuito que daña la dignidad de personas, y más grave aún, que en este caso vulnera la integridad psicológica de niños y niños, lo cual es intolerable”, partió diciendo la organización.

Además, desde el Movilh explicaron que “hay un grupo internacional, denominado American College of Pediatricians (ACPed), que ha dicho que en más del 80% de los casos se revierte la transexualidad. Esta fuente es la misma que usan los opositores a la Ley de Identidad de Género en Chile, y el parecer, son los mismos que están asesorando a Piñera”.

“La ACPeds apenas se compone de unos 200 miembros y fue fundada en 2012 por un grupo de pediatras, todos ultra-religiosos y transfóbicos, que se distanciaron de la Academia Americana de Pediatría, sólo porque esta última se había pronunciado contra la discriminación a las personas LGBTI y a las familias homoparentales. Por tanto no se trata de un grupo científico”, añadieron.

En tanto, el presidente del organismo, Ramón Gómez sostuvo que “no hay ningún caso en el mundo donde un niño o niña que se asuma trans, luego hubiese revertido su identidad de género. Esos son sólo mitos y prejuicios, alimentados por grupos que promueven discursos de odio y se disfrazan de científicos. No hay ningún estudio científico que avale lo señalado por Piñera. El candidato debiese abrirse al diálogo y reunirse no sólo con quienes rechazan nuestros derechos, sino también con quienes los promueven”.

Sin embargo desde el comando piñerista varias figuras salieron a defender los dichos del ex mandatario, bajándole el perfil y acusando a sus adversarios políticos por el tenor que tomó la situación.

Cecilia Pérez expresó que “lo que diga o no diga el Presidente Sebastián Piñera, lo que haga o no haga, siempre va a ser brutalmente criticado por el mundo de la izquierda, en las redes sociales y en toda ocasión que tengan”.

Gonzalo Blumel, jefe del equipo económico del equipo derechista, indicó que “quienes son adversarios políticos obviamente van a criticar cualquier cosa” y subrayó que “hay evidencia científica que en materia trans no hay que tomar decisiones apresuradas”.

“Esto da para un Nobel”

Fue una ola de rechazo la que tuvo que soportar Sebastián Piñera en las redes sociales, pero también reaccionó el mundo político. Fue así como la diputada del Partido Comunista (PC), Camila Vallejo, a través de su cuenta de Twitter afirmó: “Terrible como Piñera patologiza a niñ@s trans!!! Y caricaturiza con que cambien identidad de género “como se cambia una camisa”. Las personas trans no están enfermas, no necesitan “corrección”, como acaba de decir el candidato de ultra derecha”.

Asimismo, el jefe programático del comando de Alejandro Guillier, Osvaldo Rosales, manifestó que la respuesta del magnate “da para un Premio Nobel” y aseguró que “tenemos que dar espacio de una vez por todas a la diversidad sexual, a la identidad de género. Acá todas las familias, todas las familias son importantes para Chile y acá se requiere amor, se requiere comprensión y las políticas públicas tienen que adecuarse a esa situación”.

En la misma línea, la ministra de la Secretaría General de Gobierno, Paula Narváez, manifestó que “el derecho a la identidad de género es justamente eso, un derecho, segundo, hemos planteado en un proyecto de ley que se está tramitando en el Congreso que no podemos patologizar, no podemos con nuestros conceptos, con nuestra aproximación al tema agregarle una categoría de patología o de enfermedad, eso no corresponde, pero además denota muchísima desinformación y además ignorancia frente al tema”.

Y llamó a “informarse antes de opinar”, porque “antes de emitir este tipo de juicios es importante tener información y haber conocido el debate que se ha dado durante 4 años en el Congreso que se sigue dando hoy en la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados antes de decir cosas que escapan completamente a la situación que viven las personas trans”, destacó Narváez.

La secretaria de Estado recalcó que “los dichos del candidato Sebastián Piñera al hablar de corrección está hablando como si hubiera una situación que corregir y por lo tanto está hablando de una patologización de la identidad de género y eso no corresponde”.