Garantizar el respeto al voto en más de 42 mil mesas electorales. Tarea de partidos e independientes. Hay preocupación por maniobras de la derecha.

Hugo Guzmán. Periodista. Una de las tareas estratégicas instalada entre los partidos políticos que respaldan a Alejandro Guillier -el candidato presidencial del progresismo y la izquierda- al igual que en el comando del abanderado, es reunir a decenas de miles de personas que el domingo 17 de diciembre próximo, día de la elección en segunda vuelta, asuman la labor de apoderados para garantizar el respeto al voto en las más de 42 mil mesas electorales que se instalarán en todo el territorio nacional.

Para ello, ya las colectividades que respaldan a Guillier -Partido Radical Socialdemócrata, Partido Comunista, Partido Socialista, Partido Demócrata Cristiano, Izquierda Ciudadana, Partido por la Democracia, Movimiento Amplio Social- están instruyendo en sus estructuras a nivel regional y comunal, el convocar a sus militantes y simpatizantes para que el domingo de la elección asuman como apoderados generales y apoderados.

De acuerdo a versiones de integrantes del comando guillierista, también desde esa instancia se están tomando las medidas para convocar a apoderados de mesa en todo el país, sobre todo a través de los equipos territorial y ciudadano.

Lo anterior incluirá peticiones que se harán a personas independientes que respaldan a Guillier para que el 17 de diciembre cumplan esa función en los lugares de sufragio.

Además, desde las filas de las organizaciones políticas se están llamando a que todos quienes serán vocales de mesa, no se justifiquen y concurran a ejercer esa labor el día de la segunda vuelta.

Según dirigentes de los partidos, se harán talleres explicativos sobre la función de los apoderados y “en definitiva, cómo se deben defender los votos de nuestro candidato”.

Esto se produce en medio de una percepción que estaría instalando la derecha y el comando de Sebastián Piñera, el aspirante de la derecha, de que en las elecciones podrían haber alteración de los votos, apostar a justificar una derrota, pero también en medio de una organización del comando y partidos de la oposición para contar con apoderados en las 42 mil mesas y proteger los votos del magnate. Según informaciones de prensa, ya la Unión Demócrata Independiente (UDI) se está desplazando por todo el país para reclutar y preparar apoderados.

En ese marco, el propio Alejandro Guillier declaró que “hay gente que va a desconocer los resultados”. En el guillierismo existe el análisis de que ante una votación tan peleada, miembros de partidos de la derecha en los locales de votación hagan todo lo posible por objetar o anular sufragios a favor de Guillier.

El presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, dijo que la elección se puede “dilucidar por 40 mil o 50 mil votos”, margen que hace imprescindible la defensa del sufragio. Un dirigente de esa colectividad explicó que “si consideramos que hay 42 mil mesas y si se pierde un voto en cada una, ahí puede estar una pérdida fundamental”.

Los expertos electorales, precisamente, hablan de que la diferencia de votos entre Guillier y Piñera en el balotaje podría estar de 50 mil a 150 mil votos, como una posibilidad latente. Donde la función de los apoderados de mesa se comprueba como esencial.

Las indicaciones del Servel

De acuerdo al Servicio Electoral, el Apoderado de Mesa “es el representante de cada partido político o candidatura independiente, con derecho a voz, pero sin voto, que asiste a las actuaciones de las Mesas Receptoras de Sufragios, y a otras contempladas en la ley, para observar el proceso eleccionario”.

“Para ser nombrado apoderado, se requiere ser: ciudadano con derecho a sufragio; no haber sido condenado por delitos sancionados por cualquiera de las leyes que regulan el Sistema Electoral Público”.

Respecto al nombramiento de apoderados, la indicación del Servel sostiene: “En el caso de los apoderados generales, ya sean titulares o suplentes, así como para los apoderados ante las Juntas Electorales, Colegios Escrutadores, Tribunales Electorales Regionales y Tribunal Calificador de Elecciones, servirá de título suficiente el nombramiento mediante un poder autorizado ante notario que se les otorgue por los encargados electorales. En el caso de los apoderados de Mesas Receptoras de Sufragios y los apoderados ante la oficina electoral del local de votación, servirá de título suficiente un poder simple otorgado por un apoderado general, sea titular o suplente, que esté presente en el local de votación”.

“¿Qué debe contener el nombramiento? En el nombramiento deberá indicar los nombres y apellidos y la cédula nacional de identidad del apoderado, el candidato o partido que representa, y la Junta, Mesa, Local, Colegio, Oficina Electoral o Tribunal ante el cual se acredita. La omisión de cualquiera de esos antecedentes invalidará el nombramiento”.